México se ubicó en el puesto 74, mientras que su caída ajustada por desigualdad fue de 13 puestos (Foto: Cuartoscuro)
México se ubicó en el puesto 74, mientras que su caída ajustada por desigualdad fue de 13 puestos (Foto: Cuartoscuro)

México cayó 17 lugares en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) ajustado por desigualdad, así lo señaló el último estudio publicado este lunes por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En 2018, México se ubicó en el lugar 76 a nivel mundial en el índice de desarrollo humano, con un valor de IDH en 2018 de 0.767, muy por debajo del 0.954 que ostenta Noruega, el primer lugar en la tabla. Su ajuste por desigualdad es de 0.595 y la pérdida total en comparación con el año anterior es de 22.5 por ciento.

Las cifras, correspondientes al año anterior, demuestran que el país latinoamericano cayó 17 puestos respecto a 2017, cuando el valor de IDH fue de 0.774, mientras que la cifra ajustada por desigualdad fue de 0.609, una pérdida total de 21.3 por ciento.

En el reporte correspondiente a 2017, México se ubicó en el puesto 74, mientras que su caída ajustada por desigualdad fue de 13 puestos. Los datos revelan que en ese año, México arrastró mayor desigualdad, que se vio reflejada en el brechas educacionales, salariales y acceso a oportunidades. En el informe de 2018, en el puesto de desigualdad de género, México se ubicó en el lugar 74.

Colombia, Argentina, Ecuador, Bolivia y y Venezuela presentaron caídas similares en el índice (Foto: Cuartoscuro)
Colombia, Argentina, Ecuador, Bolivia y y Venezuela presentaron caídas similares en el índice (Foto: Cuartoscuro)

Colombia, Argentina, Ecuador, Bolivia y y Venezuela presentaron caídas similares en el índice. De los 50 países más prósperos, Chile tiene la mayor desigualdad en ingresos y Argentina en esperanza de vida. En México el origen étnico determina hasta en 12 puntos porcentuales la posibilidad de salir de la pobreza.

El informe también alerta que 30 millones de jóvenes no tienen estudios, empleo o capacitación, de los que el 76% son mujeres. Además, la igualdad de género atraviesa por “signos preocupantes de dificultades y reversiones”.

El reporte plantea que América Latina y el Caribe corren el riesgo de sufrir mayores crisis sociales e inestabilidad política por la desigualdad que arrastra, reflejada en la convulsión desatada por protestas sociales en la región.

La desigualdad “es uno de los problemas estructurales más importantes de Latinoamérica, sin duda, y cuando interactúa con otros elementos se vuelve uno de los factores de desestabilización”, dijo Luis Felipe López-Calva, director para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las desigualdades en el país siguen siendo amplias (Foto: Cuartoscuro)
Las desigualdades en el país siguen siendo amplias (Foto: Cuartoscuro)

Según el informe, millones de personas han salido de la pobreza en la última década en Latinoamérica, pero al mismo tiempo es la segunda región más desigual del mundo, detrás de África Subsahariana.

La situación ha provocado un mayor descontento de amplios sectores, que ven con desesperación el acceso a servicios básicos de calidad en educación, salud, transporte o pensiones. Y es que, pese a que muchas personas han conseguido superar los logros mínimos en materia de desarrollo humano, las desigualdades continúan siendo amplias.

El PNUD apunta a que está surgiendo una nueva generación de desigualdades severas en el terreno del desarrollo humano, pese a que se están reduciendo muchas de las desigualdades no resueltas en el siglo XX.

En México, la pobreza está asociada al color de piel (Foto: Cuartoscuro)
En México, la pobreza está asociada al color de piel (Foto: Cuartoscuro)

El texto señala que, las mejoras logradas en la desigualdad en algunas capacidades básicas demuestran que es posible avanzar. Sin embargo, los progresos realizados en las capacidades básicas en el pasado no pueden solucionar los problemas presentes.

En México, 52.4 millones de personas viven en la pobreza, lo que significa que 4 de cada 10 son pobres, así lo revela el más reciente reporte “10 años de Medición de la Pobreza en México 2018” realizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El estudio analiza una década de las mediciones de pobreza en el país y los resultados no son nada alentadores. Y es que del 2008 al 2018, el número de pobres pasó de 49.5 a 52.4 millones, lo cual representa 3 millones más.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: