La cumbia del huachicol de Grupo Seductor (Video: Facebook)

Un grupo de música popular mexicana grabó un video donde interpretó la llamada “cumbia del huachicol”, en referencia al negocio que se hace por el robo y contrabando de hidrocarburos, con las imágenes de fondo de un incendio que duró varias horas este miércoles y que provocó el desalojo de cientos de personas en el estado de Hidalgo.

El incendio ocurrió en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), que tardó más de 10 horas en ser controlado y otras más en conseguir que se detuviera por completo, en las primeras horas de este jueves, en los límites entre los municipios de Tetepango y Tlahuelilpan.

El Grupo Seductor aprovechó la gigantesca humareda, que se veía a varios kilómetros a la redonda, y grabó en un descampado su tema, que fue compartido cientos de veces en redes sociales. “Gracias a Dios esto fue un éxito. No se hizo con el afán de ofender”, expresaron sus integrantes.

El incendio provocó el desalojo de cientos de personas (Foto: Especial)
El incendio provocó el desalojo de cientos de personas (Foto: Especial)

Sin embargo, algunos usuarios criticaron que, mientras familias sufrían por el desalojo, ellos aprovechaban para tener unos minutos de fama. Otros más criticaron que usaran un tema tan delicado como el huachicoleo, en el que también está involucrado el crimen organizado.

Precisamente fue en la comunidad de Tlahuelilpan, en el centro del país, unos 78 kilómetros al norte de la Ciudad de México, donde ocurrió a principios de año un accidente en una toma clandestina de un ducto de Pemex que provocó la muerte de 137 personas y docenas más de heridos.

Según datos ofrecidos por el gobierno, el robo de combustible representa pérdidas al país por 60 mil millones de pesos. En 2018 fue Hidalgo la entidad con más tomas clandestinas detectadas: 2,121. En lo que va de este año, en el estado se han registrado ya más de 500 incidentes relacionados con el robo de combustible.

La banda aseguró que no buscaba
La banda aseguró que no buscaba "ofender a nadie" (Foto: Grupo Seductor Alfa)

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador intentó combatir al huachicol en enero, en las primeras semanas de su sexenio, pero el país sufrió un desabasto de sin precedentes: la mitad de las estaciones de gasolina de todo el país se quedaron sin combustible.

Con el pretexto de combatir la extracción y venta ilegal de los ductos de PEMEX (huachicol), López Obrador determinó inutilizar la red de combustible y utilizar transporte privado para la distribución del hidrocarburo en todos los estados del país.

La polémica medida de un gobierno con apenas algunas semanas en el poder provocó retrasos considerables en el abasto, largas filas de consumidores a la espera de atención en las estaciones de combustible y graves problemas en la continuidad de las actividades productivas.

El presidente mexicano aceptó que su estrategia para combatir al huachicol no fue la ideal (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)
El presidente mexicano aceptó que su estrategia para combatir al huachicol no fue la ideal (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)

Los opositores a la decisión presidencial censuraron la falta de planeación, la incapacidad gubernamental para atender la emergencia y, sobre todo, la indiferencia oficial a las necesidades de padres de familia, empresarios, comerciantes y distribuidores que vieron afectados sus ingresos y actividades debido a la crisis de desabasto.

Apenas el 22 de mayo pasado, López Obrador reconoció que durante semanas negó el desabasto de combustible y justificó el no haber admitido la crisis “por una cuestión estratégica y también porque tiene uno que andarse cuidando, porque a los conservadores no les importa nada, qué les va a importar que le vaya mal al país”.

Aunque en aquel momento se fortalecieron los niveles de almacenamiento, incluso con importaciones de combustible, el gobierno mexicano empezó a utilizar las reservas de gasolina a partir de agosto, entre la semana 32 y la 42 del año.

México sufrió a principios de año por el desabasto de gasolina (Foto: Cuartoscuro)
México sufrió a principios de año por el desabasto de gasolina (Foto: Cuartoscuro)

Apenas a principios de noviembre, se dio a conocer que la actual administración consumió el 33% de las reservas de gasolinas Magna y Premium para compensar la caída de producción interna y evitar un nuevo caos provocado por el desabasto de combustible.

Con la autorización de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Pemex utilizó las reservas de gasolina disponibles en las seis refinerías del país y las terminales de almacenamiento terrestres y marítimas, para compensar la caída de producción.

MÁS SOBRE ESTE TEMA