Carlos Santamaría continúa con una situación complicada en la UNAM (Foto: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO)
Carlos Santamaría continúa con una situación complicada en la UNAM (Foto: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO)

Carlos Santamaría, el estudiante más joven que se ha inscrito en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , pero lo que inició como un sueño, se ha convertido en un tortuoso camino. Denunció que las injusticias para él, dentro de la institución, continúan.

En meses pasados declaró que profesores de la Máxima Casa de Estudios le ponían trabas para realizar exámenes y lo acosaban en redes sociales; “tú eres un niño, no debes estar aquí”, escuchaba muy a menudo Santamaría, quien tiene 13 años. Por lo que interpuso una denuncia que resultó efectiva para él, pero en términos reales no se modificó su panorama negativo.

En la entrega de premio al Mérito Intelectual de la Niñez, otorgado por la Fundación José Pagés Llergo, dijo que autoridades se esfuerzan por sacarlo de la escuela. “El pasado viernes, las autoridades de la UNAM, que no representan sus valores, nos han puesto una nueva trampa: pretenden limitarme o sacarme con argumentos psicológicos; lo hicieron antes".

Carlos Santamaría tiene 13 años y vestudia Física Biomédica en la UNAM (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)
Carlos Santamaría tiene 13 años y vestudia Física Biomédica en la UNAM (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

Y agregó: "Ellos no ven mi desempeño académico por encima de 9, niegan mis proyectos, están aferrados a sacarme. Buscan encontrar el cómo o el por qué no debo seguir estudiando, pero mantienen impunes a profesores que se comprobó que, al aplicar exámenes, me discriminaron y me difamaron ante compañeros en redes sociales”.

Su queja se da luego de que el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, notificó a su papá, Fabian Santamaría, que Carlos tenía que hacer una prueba psicológica con la maestra Miriam Camacho Valladares. El menor acaba de concluir el tercer semestre de Ciencias. La familia se negó, porque teme que la institución educativa sea juez del resultado.

“Recientemente, el poder judicial me dio la razón de abrir ahí, en la UNAM, espacios adecuados para soñadores como yo; soñadores necios que se aferran a hacer cosas diferentes, pero hoy sé que necesito de ustedes, de ustedes que pueden ayudarme con otra parte para la realidad de este sueño. Por favor, convoquen a las autoridades universitarias a no ser sordas, invítenlas a no ser absurdas”, dijo Carlos Samtamaría durante la ceremonia de premiación.

Carlos dice estar listo para hacer historia (Foto:UNAM)
Carlos dice estar listo para hacer historia (Foto:UNAM)

Los malos tratos al “niño genio”

Carlos Santamaría contó que se dio cuenta de que algunos profesores de la universidad no lo quieren en la institución, luego de que le entregaran exámenes con calificaciones reprobatorias aunque estuvieran contestados de forma correcta.

El malestar fue más evidente cuando un catedrático de Biología Celular inició una campaña en redes sociales para decir que el menor no tenía la inteligencia o capacidad académica necesaria para estar en la carrera de física biomédica.

Sin embargo, Carlos no se dejó vencer. Continuó yendo a la Facultad de Ciencias para cumplir su sueño de graduarse de la carrera Biomédica. Pero sus padres no se sintieron cómodos con las injusticias contra su hijo y decidieron tramitar un amparo. Ante el Séptimo Tribunal Colegiado denunciaron la omisión de autoridades de la UNAM para brindarle un buen ambiente escolar al niño.

(Foto: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO)
(Foto: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO)

En agosto se determinó que Santamaría estaba sufriendo acoso y que la universidad debía medir las consecuencias de los malos tratos para repararlo. Incluso, se sugirió que los profesores involucrados pidieran disculpas públicas. Y se le aconsejó a la institución crear estrategias para que “niños genios” no sean agredidos cuando tengan que ingresar a la universidad.

Sin embargo, según la familia del niño sobredotado, no se han realizado estas acciones y los académicos involucrados continúan dando clases con normalidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA