(Foto: Twitter @lopezobrador_)
(Foto: Twitter @lopezobrador_)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunió nuevamente este lunes con una parte de los directivos internacionales del gigante tecnológico Microsoft, donde de acuerdo con el mandatario se avanzó en diferentes acuerdos una vez que el T-MEC sea ratificado en Estados Unidos.

“Avanzamos en acuerdos con Microsoft. Hablamos de la creación de 3 universidades y del combate a la corrupción con tecnología. Coincidimos en que, una vez aprobado el T-MEC, empresas automotrices, aeroespaciales y de logística establecidas en México, invertirán más en sistemas", escribió López Obrador en sus redes sociales, con una foto tras la reunión.

En Palacio Nacional, en el centro de la Ciudad de México, donde vive y despacha el presidente mexicano, estuvieron presentes el presidente de Microsoft para Latinoamérica, César Cernuda; el vicepresidente ejecutivo y presidente de ventas globales de Microsoft, Jean-Philippe Courtois; Ali Faramawy, vicepresidente corporativo en Alianzas de transformación digital; y Kate Johnson, la presidenta de Microsoft en Estados Unidos, entre otros.

A pesar de que se destacó la creación de tres universidades, ni en ese tema ni en el resto se dieron a conocer detalles sobre cómo estaría involucrada la empresa de Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo, ni tampoco se informó sobre un estimado de fechas para arrancar con estos proyectos.

Ya a finales de octubre, López Obrador y los directivos de Microsoft habían tenido una primera reunión. En aquella ocasión, acudieron al despacho presidencial Brad Smith, presidente de la empresa, y Enrique Perezyera, el director general para México. “Vamos a concretar juntos dos ideas: crear universidades para formar a jóvenes en el manejo de nuevas tecnologías y un programa de control contra la corrupción”, señaló el tabasqueño en su momento.

Y es que México, que fue el primero en aprobarlo el pasado junio, espera que el T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) sea aprobado en los Congresos de sus respectivos países. Sin embargo, para Juan Carlos Baker Pineda, ex subsecretario de Comercio Exterior y uno de los miembros el equipo negociador del T-MEC, dijo que los próximos días serán cruciales para completar el proceso de ratificación.

"En términos de los tiempos de cuándo puede estar esto resuelto, hay dos variables que México no controla: la primera es todo lo que está pasando políticamente en Estados Unidos", expuso.

Señaló que en el Congreso estadounidense, dividido entre republicanos y demócratas, “tienen que ponerse de acuerdo para que eso suceda y queda muy poco tiempo”. En un intento por apurar los tiempos, López Obrador envió una carta a los legisladores del Partido Demócrata, que ostentan la mayoría en la Cámara de Representantes.

El Congreso estadounidense aún no ha ratificado el T-MEC firmado el año pasado (Foto: Archivo)
El Congreso estadounidense aún no ha ratificado el T-MEC firmado el año pasado (Foto: Archivo)

Ya Microsoft ha estado involucrado con el gobierno de Estados Unidos. Apenas a finales de octubre, el Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció que entregó a la compañía un contrato gigante de almacenamiento de datos en línea por USD 10.000 millones, y por el que Amazon también pujaba.

El contrato, que se extiende por 10 años, buscará modernizar los sistemas informáticos militares de Estados Unidos. Con el fin de facilitar el despliegue de una nueva arquitectura de almacenamiento en la “nube”, el Pentágono decidió asignar un solo contrato, en lugar de dividirlo en varias licitaciones.

Este antecedente cercano de colaboración entre la empresa y el gobierno podría indicar el camino que seguiría Microsoft en México, siempre y cuando los legisladores estadounidenses consigan llegar a un acuerdo.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS