El interior del avión de los Duques de Cambridge (Video: SKY News)

El príncipe William y Kate Middleton vivieron momentos de miedo e incertidumbre el pasado jueves 17 de octubre, pues el avión en donde viajaba la pareja real y alrededor de 40 reporteros que los acompañaron en su gira de cinco días, estuvo en una situación peligrosa.

Los duques de Cambridge tenían programado un viaje de Lahore a Islamabad cuando el jet RAF Voyager se encontró en medio de una tormenta eléctrica. Fue entonces que el viaje que se suponía tendría una duración de 25 minutos, se convirtió en dos preocupantes horas.

El vuelo comenzó como un simple viaje de rutina, sin embargo al irse acercando a la capital pakistaní, los relámpagos se fueron viendo cada vez más y más, y según un reportero del canal CNN, el capitán anunció que la aeronave navegaría en círculos en lo que esperaban que el sistema de climas les diera una oportunidad de aterrizar.

Una hora más tarde, cuando hubo un intento de aterrizaje, una turbulencia sacudió el avión, y en un segundo intento por descender, la turbulencia volvió, por lo que la decisión de regresar a Lahore fue hecha. El avión pasó de un vuelo programado para 25 minutos a estar en el aire por casi dos horas.

“Esos grandes flashes son el RAF Voyager que lleva a William, Kate y los medios que viajan con ellos a través de los relámpagos. Hubo dos aterrizajes abortados en Islamabad debido a las tormentas, pero ahora ya estamos de regreso a Lahore”, escribió en su cuenta de Twitter Emma Louise Bowden, reportera de PA Media. Además adjuntó un video de los relámpagos por los que pasaron.

“El avión de la fuerza aérea real que llevaba al príncipe William y Kate tuvo que abortar su aterrizaje en Islamabad por la fuerte tormenta. Después de mucho sacudirnos en el aire, el RAF Voyager utilizado para la #visitarealdePakistán se dio la media vuelta y aterrizó de regreso a Lahore (en donde comenzamos)”, informó Chris Ship, reportero del canal ITV, en su cuenta de Twitter.

A pesar de la adversidad, el duque se aseguró de ver a los periodistas después de haber aterrizado y además bromeó con ellos, pues les dijo que era él quien volaba la aeronave. El príncipe tiene una licencia para pilotear helicópteros de búsqueda y rescate.

Sin embargo el trabajo no había terminado ahí, puesto que se hizo una operación de seguridad para poder mantener a la pareja real salvaguardada. Fue por eso que le dijeron a los reporteros que no hablaran de su ubicación en redes sociales.

“¡El vuelo real ha aterrizado en Islamabad! Ahora ya podemos reportar que William y Kate pasaron la noche en Lahore, con una operación logística masiva que funcionó increíblemente eficaz para acomodar el cambio de planes. Claro que los medios también pasamos la noche en Lahore”, escribió el reportero de CNN, David Wilkinson.

La duquesa por su parte lo tomó todo como “una aventura” pues describió el camino como “lleno de baches”, aunque agradeció a los pilotos por su gran trabajo.

“Fuimos cuidados por la fuerza aérea real de maravilla, quienes hicieron un gran trabajo con todos y nos regresaron con bien a casa”, dijo Middleton a los reporteros.

Aunque la parada extra creó cambios en el itinerario, la pareja voló el viernes a la capital de Pakistán en donde visitaron un centro de entrenamiento canino militar para después partir a el Reino Unido. Fue con este pequeño imprevisto que la pareja dio por terminada su visita al país surasiático.

MÁS SOBRE ESTE TEMA