Desde 2003, el grito homofóbico se popularizó en los estadios del fútbol mexicano (Foto: Cuartoscuro)
Desde 2003, el grito homofóbico se popularizó en los estadios del fútbol mexicano (Foto: Cuartoscuro)

El grito homofóbico “¡ehhh... putooo!” de los aficionados mexicanos que ha sido tan popular en los estadios de fútbol surgió 30 años atrás. Fue en la década de los ochentas, ocurrió en Monterrey, y su objetivo no era insultar.

Todo remite a la Asociación de Fútbol Americano Infantil de Monterrey (AFAIM), donde un equipo llamado Potros tenía en las tribunas a sus aficionados, quienes se caracterizaban por inventar sus propias porras.

En cada patada inicial, la afición gritaba “eeh... Pum”, frase que se generalizó en el estado. La costumbre se trasladó 10 años más tarde a la Organización Nacional Estudiantil de Fútbol Americano (Onefa), donde la porra del Estadio Tecnológico también lo hacía en cada saque como señal de apoyo a los Borregos Salvajes del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Fue en 1999 cuando el grito se trasladó a nivel profesional y el primero en recibirlo fue el ex portero de la selección mexicana, Oswaldo Sánchez. De acuerdo con él, fue la afición del Atlas en el Jalisco quien la dijo.

 El primero en recibir el grito fue el ex portero de la selección mexicana, Oswaldo Sánchez (Foto: Cuartoscuro)
El primero en recibir el grito fue el ex portero de la selección mexicana, Oswaldo Sánchez (Foto: Cuartoscuro)

Tres años después la expresión se popularizó durante el preolímipico en Guadalajara, rumbo a los juegos de Atenas en 2004. De ahí se extendió al resto del mundo, pues la afición mexicana lo usó en el Mundial de 2006.

Por muchos años más el grito se consideró parte del folclor mexicano en los estadios. Una frase inofensiva que la población usaba para divertirse. Sin embargo en 2014, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) decidió multar a la selección tras un reporte de la red de fútbol contra el racismo en Europa, que había supervisado el partido entre México y Brasil. En esa ocasión, ambos equipos habían empleado el controversial grito.

A partir de ahí las sanciones han sido constantes. Del 2015 a la fecha, la Femexfut ha sido sancionada por la FIFA en 14 ocasiones por esta conducta de los aficionados, con base en el Código Disciplinario de la FIFA que, en su artículo 67, señala medidas disciplinarias ante conductas inapropiadas de los espectadores.

A pesar de las constantes multas, la FIFA no ha podido erradicar el grito homófobico de los estadios, y eso podría ocasionar que la Federación Mexicana de Fútbol quede fuera del próximo Mundial de Qatar 2022.

Con la nueva reglamentación de la FIFA, los castigos por reincidencia pueden conllevar a jugar a puerta cerrada, a perder puntos en un torneo y hasta ser expulsado del mismo (Foto: Cuartoscuro)
Con la nueva reglamentación de la FIFA, los castigos por reincidencia pueden conllevar a jugar a puerta cerrada, a perder puntos en un torneo y hasta ser expulsado del mismo (Foto: Cuartoscuro)

El presidente de la federación, Yon de Luisa, reconoció este martes que hay temor en la institución por la posibilidad de que México tenga que jugar a puerta cerrada partidos internacionales por el grito homofóbico “¡ehhh... putooo!” de los aficionados.

“No quiero imaginar el posible escenario de jugar a puerta cerrada, Dios quiera que nunca suceda a la selección mexicana esa posibilidad, nosotros confiamos en que nuestra afición entre en conciencia porque la FIFA es estricta en estas cuestiones”, dijo el directivo en una rueda de prensa.

Con la nueva reglamentación de la FIFA los castigos por reincidencia pueden conllevar a jugar a puerta cerrada, a perder puntos en un torneo y hasta ser expulsado del mismo.

“Ya vimos los desafortunados eventos con las selecciones de Bulgaria e Inglaterra, esperamos ahora que la gran afición mexicana se comporte a la altura y que entendamos que si hay una cosa que nos pide la FIFA que no hagamos, trabajemos en no hacerla”, explicó.

La selección podría quedar fuera del próximo mundial a causa del grito homofóbico (Foto: Cuartoscuro)
La selección podría quedar fuera del próximo mundial a causa del grito homofóbico (Foto: Cuartoscuro)

De Luisa se refirió a los sonidos de monos que generó la afición, mismos que propiciaron que se detuviera dos veces el partido entre Bulgaria e Inglaterra, que ganaron los ingleses por 5-0.

La selección mexicana se midió esta noche ante Panamá en el Estadio Azteca, en su segundo partido de la Liga de Naciones, y la Federación pidió un buen comportamiento a los aficionados con el equipo rival.

“Invitamos a los aficionados a que griten, apoyen, pero que nos permitan estar siempre jugando en nuestra casa con estadios llenos y que no tengamos el día de mañana jugar a puerta cerrada y peor aún perder tres puntos”, agregó.

El presidente de la Femexfut anunció este martes que el partido de la Liga de Naciones del próximo 19 de noviembre lo jugará el “Tri” en el estadio Nemesio Diez de Toluca, Estado de México.

“El estadio Nemesio Diez es como nuestra segunda casa, nos sentimos bien recibidos por la afición en el amistoso ante Trinidad y Tobago y estaremos allá en el mes de noviembre, esperemos que con estadio lleno”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: