41 elementos de la Policía de Michoacán fueron atacados por civiles armados, presumiblemente integrantes del CJNG (Foto: Cuartoscuro)
41 elementos de la Policía de Michoacán fueron atacados por civiles armados, presumiblemente integrantes del CJNG (Foto: Cuartoscuro)

Angustia, desesperación y frustración reflejan los extractos de las llamadas de auxilio que hicieron los policías emboscados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a los que Infobae México tuvo acceso.

Se trata de cuatro audios en los cuales se escucha la voz entrecortada de los uniformados, abrumados por el ataque, así como la ansiedad y agobio de los policías desesperados por encontrar apoyo de otras unidades y regimientos para repeler la agresión.

En las otras dos grabaciones es evidente la indignación y hasta expresiones de cólera, al mirarse solos, desamparados y contando a sus muertos y los compañeros heridos: “Hijos de su perra madre, hay varios compañeros heridos, wey, ninguno contestó en el grupo”, lamentan.

“Hay compañeros heridos, heridos de gravedad, atiendan el reporte por favor”, suplica otro de los uniformados.

“Nos tumbaron a todos, a todos los conocidos, entre ellos esta Caín, Eder, Sergio Reynel, todos, hasta ahorita van 14 que hemos encontrado”, se escucha en otro de los audios.

Las llamadas de auxilio que dejó la emboscada del CJNG a policías en Aguililla, Michoacán

De acuerdo a los informes preliminares, 13 agentes de la Policía de Michoacán fueron víctimas de una emboscada en el municipio de Aguililla, que habría sido perpetrada por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En la región de Tierra Caliente, los uniformados realizaban un operativo policiaco, cuando fueron atacados por un grupo armado desde diferentes puntos.

Además de los tiros con armas de grueso calibre, que utilizaron durante la emboscada, los miembros del CJNG incendiaron 7 patrullas que abandonaron en la carretera.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) federal condenó el ataque a través de las redes sociales. “Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”, se lee en la cuenta de Twitter @SSPCMexico.

Tras la emboscada, el gobernador Silvano Aureoles ofreció sus condolencias a los familiares de las 14 víctimas y les prometió apoyo total respaldo y apoyo.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario de Michoacán informó que los elementos policiacos estaban en la zona con el mandato de apoyar a una familia para trasladarla a atender un mandato de carácter civil.

“Como lo expresé esta mañana al enterarme de esta cobarde emboscada, quiero reiterarles que lamento profundamente el fallecimiento de valiosos elementos de la #PolicíaMichoacán mientras cumplían su deber en Aguililla”, escribió @Silvano_A en su primera publicación.

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) lamentó el ataque perpetrado este lunes contra la policía estatal en Michoacán, donde hasta el momento se reporta el deceso de 14 elementos.

“Claro que tenemos conocimiento, pero el tema lo está atendiendo la Secretaría de Seguridad, directamente lo está atendiendo la Secretaría, obviamente en coordinación con el gobierno del estado, las acciones que están tomando ellos las saben”, dijo.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho” ha sido declarado como enemigo público número uno, en Estados Unidos. Su poderío y creciente influencia en el tráfico internacional de drogas ha sido comparado con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) reportó, en sus más recientes investigaciones, que “El Mencho” mantiene una huida permanente y un perfil bajo, para evitar ser capturado por las autoridades de México o de Estados Unidos. Sus rastros han sido localizados en cerros y montañas de los estados de Michoacán, Jalisco y Colima, entre cabañas y hogares humildes para continuar con su negocio criminal sin llamar la atención policíaca.

El CJNG empezó a marcar una línea entre los otros cárteles del narco en México a través del uso constante de explosivos, principalmente para realizar bloqueos en vías de comunicación, pero a partir de 2017, cuando dos de sus sicarios fueron capturados, se empezaron a conocer los escalofriantes métodos de tortura que aplica a sus rivales.

Comer la carne de sus rivales como parte parte sus rituales de iniciación es sólo una de las tantas atrocidades que comete la organización criminal. Medios mexicanos analizaron distintos videos difundidos a través de redes sociales en los que muestra cómo asesina a sus enemigos para infundir terror.

Una de sus prácticas comunes es marcar con cuchillos a sus rivales, como lo mostró el hallazgo, en San Juan de los Lagos, Jalisco, de cuatro cuerpos semidesnudos, todos marcados con la leyenda “x-rata”.

Una constante en sus videos es que despojan a las víctimas de sus prendas de vestir y las exponen desnudas ya sea parcial o completamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: