El presunto líder de Los Rojos fue detenido en un municipio de Guerrero, en el suroeste de México (Foto: Especial)
El presunto líder de Los Rojos fue detenido en un municipio de Guerrero, en el suroeste de México (Foto: Especial)

El presunto delincuente Santiago Mazari Hernández, alias "El Carrete", líder del grupo criminal de Los Rojos, fue detenido este jueves en una comunidad del estado de Guerrero, informaron las autoridades.

"En acción conjunta realizada con el apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), el Centro Nacional de Inteligencia y la Policía Federal y todas las dependencias del gobierno involucradas en Guerrero, se cumplimentó orden de aprehensión contra Santiago 'N', apodado 'El Carrete', por delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y secuestro", informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

"Este presunto delincuente identificado como uno de los principales generadores de violencia en Guerrero y Morelos fue capturado en el municipio de Leonardo Bravo junto a otro sujeto identificado como Marco 'N', quien se presume podría ser su principal operador", detallaron las autoridades federales.

La primera imagen de Mazari Hernández mostrada por las autoridades (Foto: Gobierno de México)
La primera imagen de Mazari Hernández mostrada por las autoridades (Foto: Gobierno de México)

La población donde el presunto líder de Los Rojos fue detenido se encuentra unos 35 kilómetros al oeste de Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero.

"Reconozco el gran trabajo coordinado entre la Policía Federal y la Sedena que dio como resultado la detención de Santiago Mazari 'El carrete'. Este es un certero y duro golpe contra la delincuencia organizada que tanto ha dañado a nuestra sociedad", señaló en sus redes sociales el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

De acuerdo con diversos reportes de medios locales, "El Machete" estuvo cerca de ser detenido en hasta cuatro ocasiones distintas, pero había logrado esquivar a la ley hasta ahora.

Quién es "El Carrete"

Mazari Hernández, de 43 años recién cumplidos, nació en la comunidad de San Gabriel las Palmas, del municipio Amacuzac, en Morelos. Desde muy temprana edad tuvo nexos con el cártel de Los Beltrán Leyva, hasta que logró ser jefe de la plaza de su estado natal.

Mazari Hernández participó desde muy joven en el Cártel de los Beltrán Leyva Foto: Especial)
Mazari Hernández participó desde muy joven en el Cártel de los Beltrán Leyva Foto: Especial)

En 2008, “El Carrete” fue detenido y acusado por delitos contra la salud por la Sedena. Sin embargo, a principios de 2009 quedó en libertad, a pesar de que fue encontrado penalmente responsable y se le imputaron cinco años de prisión y 100 días de multa.

El presunto delincuente también es conocido con otros sobrenombres, como “El señor de los caballos”, “El señor de las cachuchas” y “El ocho de Sonoyta”.

Tras la muerte en 2009 de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, entonces líder del cártel que llevaba su nombre, Mazari Hernández organizó su grupo criminal, al que denominó “Los Rojos”.

El hombre era buscado por las principales agencias de seguridad de México (Foto: Especial)
El hombre era buscado por las principales agencias de seguridad de México (Foto: Especial)

Su organización es uno de los principales rivales del grupo llamado “Guerreros Unidos”, que también fue creado después de la fragmentación de los viejos integrante del cártel de los Beltrán Leyva.

A principios de junio, el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro, señaló que en al menos 18 municipios de Morelos se pagaba derecho de piso a los cárteles de droga, incluidos “Los Rojos”.

Sin embargo, la Fiscalía general del estado señaló que ninguno de los alcaldes de la entidad había presentado ninguna denuncia. Hace dos años, en 2017, Mazari Hernández ya había sido acusado por extorsionar a 13 alcaldes.

La pieza clave en el caso Ayotzinapa

(Foto: Archivo)
Padres y familiares de los desaparecidos protestan en la Ciudad de México a casi cinco años de los hechos (Foto: Archivo)

El 26 de septiembre de 2014 desaparecieron 43 estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, a manos de fuerzas del Estado que los habrían entregado a un grupo criminal, luego de haber tomado de la terminal de Iguala cinco autobuses para trasladarse a un mitin.

El caso, que cimbró al país, no se ha resuelto a pesar de que están por cumplirse cinco años del hecho. Ni siquiera hay una versión creíble de lo que sucedió en aquellas horas. La versión oficial fue desmentida por videos hechos públicos sobre el uso de torturas por parte de las autoridades para obtener declaraciones de los supuestos involucrados.

LEE MÁS: Caso Ayotzinapa: un minuto de tortura en video derrumbó años de investigación del Gobierno

Uno de las docenas de detenidos es Felipe Rodríguez Salgado, “El Cepillo”, que pertenecía al grupo de “Guerreros Unidos”, rival de “Los Rojos”, y uno de los presuntos responsables de ordenar el homicidio de los normalistas.

Según la entonces Procuraduría General de la República (PGR, ahora FGR), el hombre de 28 años fue quien señaló a “El Carrete” como el que ordenó a los normalistas “reventar” un acto político que desató los hechos posteriores e incluso habría pagado al director de la Normal.

De acuerdo con la declaración de Rodríguez Salgado, su grupo delincuencial creía que “Los Rojos” querían tomar la plaza de Iguala, a donde se dirigían los normalistas, a quienes “confundieron” con una operación rival. “Guerreros Unidos” es la organización supuestamente responsable de su desaparición.

El gobierno mexicano concluyó después de las primeras investigaciones que los jóvenes habían sido asesinados en incinerados en el basurero de Cocula, en Guerrero. La llamada “verdad histórica” fue rechazada a nivel nacional e internacional y hasta ahora no se ha podido localizar a los normalistas ni sus restos.