Cinco playas de Acapulco fueron clasificadas como las más sucias del país y no aptas para bañistas, de acuerdo a un informe de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM
Cinco playas de Acapulco fueron clasificadas como las más sucias del país y no aptas para bañistas, de acuerdo a un informe de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM

Playas contaminadas, violencia e inseguridad afectan a Acapulco. Pese a ello, el Puerto más famoso de México se encuentra a "tope" de turistas, por lo que se perfila como una de las mejores temporadas vacacionales de los últimos años para este destino turístico.

Este domingo, el secretario de Turismo estatal, Ernesto Rodríguez Escalona, informó que la zona Dorada se encuentran al 92.8%, la Diamante al 75.1% y en la Náutica al 71.2%, lo que significa una ocupación general de 84.8%.

Contaminación de playas

(FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM)
(FOTO: BERNANDINO HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM)

Las playas de Acapulco son famosas por su arena dorada y su agua cálida, pero también por ser las más contaminadas de todo el país.

A inicios de este mes, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que cinco de las 21 playas de Acapulco, Guerrero, rebasaron el límite permitido de bacterias enterococcus, lo cual es un indicador de contaminación fecal.

El monitoreo realizado por la Cofepris señaló que la playa Suave es la más contaminada, con 3,968 enterococos por cada 100 mililitros. El límite permitido por la Cofepris, con base en lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de 200 NPM/100 ml.

Caletilla resultó con 1,607 enterococos por cada 100 mililitros; Hornos y Carabalí con 657, mientras que la playa Manzanillo 616 enterococos.

Pese a la advertencia, no han dejado de llegar los vacacionistas a estas playas.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Los trabajos anunciados por el gobierno estatal y de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco, para la construcción de trampas en la red de colectores de aguas pluviales de la ciudad y evitar descargas de aguas negras en la bahía, parece que no tuvieron resultados.

Tan sólo en la playa Manzanillo, las autoridades del puerto realizaron una remodelación que costó 80 millones de pesos. Sin embargo, persiste el desfogue de aguas negras.

De acuerdo con los testimonios de algunos vecinos de la zona, recabados por el periódico Reforma, las aguas negras vienen de los condominios y de negocios cercanos, los cuales no cuentan con conexión de drenaje e históricamente han arrojado las aguas negras a playa Manzanillo, pero antes nadie de daba cuenta porque esa zona era un astillero.

"Cuando se inauguró se veía bonito muy limpio hasta taparon las aguas negras, pero ahora vemos como se está contaminando otra vez, hay menos lanchas, pero los turistas no vienen porque apesta todo a podrido y aquí desemboca el agua de los condominios y restaurantes también", expresó, Sonia González, vecina del área.

Aunque la situación ya fue reportada a las autoridades ambientales a nivel federal y estatal, la situación continúa.

Violencia e inseguridad

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Otros de los males que continúa aquejando al que alguna vez fue el destino turístico más importante de México, son la violencia e inseguridad, principalmente la que está ligada al crimen organizado.

En enero de 2017, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) catalogó a Acapulco como el municipio más violento al encabezar la lista de las 50 localidades con más homicidios. Además, señaló que en el puerto existen 20 colonias peligrosas, incluida la zona turística de la Costera, la cual registraba una alta incidencia de homicidios, robo de vehículos y aseguramiento de armas, principalmente en las colonias Condesa, Icacos y Punta Diamante.

La violencia en el puerto no dejó de crecer y para marzo de 2019, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública elaboró un ranking en el que Tijuana y Acapulco se encuentran en el top de las 10 ciudades más violentas del mundo.

En ese informe, la organización civil tomó en cuenta las tasas de homicidio más altas registradas en 2018. El primer lugar en la lista fue Tijuana, Baja California, donde el año pasado se cometieron, en promedio, 138 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

El segundo sitio fue para Acapulco con una tasa de 110 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

(FOTO: ARCHIVO/ BERNANDINO HERNÁNDEZ)
(FOTO: ARCHIVO/ BERNANDINO HERNÁNDEZ)

El Secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Geovanni Raúl Mejía Olguín, reconoció que hay un repunte de la violencia en el puerto, pero aclaró que esto no significa que haya avanzado la delincuencia, sino que atribuyó los casos a la pelea entre grupos delictivos que se disputan el control de la plaza.

Y aunque en esa ocasión, el secretario aseguraba que hay más de 700 policías por turno, más los elementos de la Marina, el Ejército, la Policía Federal, la violencia no ha disminuido.

Ante esta situación, el gobierno federal anunció el envío de la Guardia Nacional a Guerrero para hacer frente a la ola criminal que afecta a varios municipios de la entidad, entre los que se encuentra el puerto turístico. Los primeros elementos llegaron a inicios de julio.

Sin embargo, la violencia no se detiene. Este fin de semana y en plena temporada vacacional, se registró un ataque dentro de un bar ubicado en plena Costera, que dejó al menos 4 muertos y 7 heridos.

(Foto: @IdentidadMorCom)
(Foto: @IdentidadMorCom)

El multihomicidio ocurrió alrededor de las 7:30 horas, cuando un grupo armado ingresó al bar llamado "Mr. Bar" ubicado en la plaza comercial Condesa, frente al hotel Fiesta Americana, y dispararon contra los presentes.

Hasta el momento se desconoce la identidad de las víctimas, así como la de los responsables del ataque. Sin embargo, el ministerio público informó que todas las víctimas son oriundas de Acapulco.

El sábado 20 de julio, fue baleado el exclusivo restaurante Kookaburra que se ubica en la Zona Diamante del puerto y es propiedad de la ex alcaldesa priista de Acapulco y actual funcionaria estatal, Verónica Escobar Romo.

En total, durante este fin de semana se reportaron 15 asesinatos en Acapulco.