El objetivo de la institución central también es disminuir el potencial a la demanda de bienes y servicios. (Foto: Especial)
El objetivo de la institución central también es disminuir el potencial a la demanda de bienes y servicios. (Foto: Especial)

Con el fin de disminuir el potencial a la demanda de bienes y servicios para tener un mayor control sobre la inflación, el Banco de México realizó la mayor venta de Cetes en lo que va del año, a través de subastas extraordinarias.

Además, otros fines de esta medida son las de restarle liquidez al mercado, quitar dinero de la circulación y así evitar presiones alcistas en las tasas o en la compra especulativa de dólares.

Estas operaciones de compra-venta de títulos son uno de los principales instrumentos que el Banco de México posee para administrar la liquidez tanto a corto como a largo plazo a partir de dos acciones: retirar o inyectar dinero al mercado.

El miércoles, el instituto central llevó a cabo una subasta extraordinaria de Cetes a plazos de 182, 259 y 336 días, en los cuales se colocaron en total 40 mil millones de pesos ofrecidos. En tanto que la demanda por estos instrumentos, según datos de Banco de México, se reportó en 66 mil 442 millones de pesos en Cetes.

Según el diario El Financiero, la relación en lo ofrecido en Cetes por parte de Banxico y lo demandado por los participantes en el subasta extraordinaria fue de 1.66 veces, aunque mostrando marcados contrastes entre los plazos.

Otro de los objetivos de esta medida es equilibrar el excedente de dinero para evitar que esto derive en presiones de alza en las tasas de interés. (Cesar Rodriguez/Bloomberg)
Otro de los objetivos de esta medida es equilibrar el excedente de dinero para evitar que esto derive en presiones de alza en las tasas de interés. (Cesar Rodriguez/Bloomberg)

"A pesar del sesgo más dovish en las minutas de Banco de México, publicadas la semana pasada, la operación mostró una demanda modestamente más débil a nuestras expectativas con un ratio de cobertura total de 1.66 veces", se puede leer en un documento redactado por analistas de Banorte sobre esta decisión.

El término dovish se refiere a una postura que se produce cuando una economía no está creciendo y el banco central quiere evitar que el país caiga en deflación, la cual consiste en una disminución general de los precios de los bienes y servicios de un país.

Por otra parte, en donde se observó un mayor crecimiento fue en el plazo de un año, al ubicarse la relación entre la oferta y la demanda en 2.04 veces. En ese sentido, los rendimientos se ubicaron en 8.20, 8.16 y 8.05 por ciento en los plazos de Cetes subastados a 182, 259 y 336 días, respectivamente.

En medio de tensiones tanto externas como internas, ésta es la segunda ocasión en julio en que Banxico recurre a este mecanismo con el objetivo de reducir la liquidez. El monto de retiro de dinero del mercado fue por 75 mil millones de pesos, el mayor en lo que va del año.

Con la venta de papel de deuda, en este caso a través de los Cetes, el banco central busca equilibrar el excedente de dinero para evitar que esto derive en presiones de alza en las tasas de interés en el mercado secundario o que se oriente al mercado cambiario hacia la compra de dólares.

Estas operaciones de compra-venta de títulos son uno de los principales instrumentos que el Banco de México posee para administrar la liquidez tanto a corto como a largo plazo. (Foto: Efe)
Estas operaciones de compra-venta de títulos son uno de los principales instrumentos que el Banco de México posee para administrar la liquidez tanto a corto como a largo plazo. (Foto: Efe)

Asimismo, la medida de retirar dinero de la circulación también contribuye a que se tenga una moderación de la demanda de los bienes y servicios, con lo cual se puede ejercer un mayor y mejor control sobre la inflación.

Cae confianza de inversionistas extranjeros

Debido a la pérdida de confianza en la administración de Andrés Manuel López Obrador y a la expectativa del subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, sobre que esta institución recorte las tasas de interés, la inversión extranjera ha comenzado a sacar sus inversiones de deuda emitida por el gobierno federal.

Datos del banco central apuntan que los valores gubernamentales en manos de los extranjeros sumaron al 9 de julio 2 billones 112 mil millones de pesos, la cual es la menor cantidad de deuda en posesión de la administración de López Obrador desde el 14 de diciembre.

Esta pérdida de confianza se refleja en el retiro de 162 mil millones de pesos y es importante mencionar que los foráneos están sacando sus inversiones de Cetes, pues son los activos más fáciles de intercambiar por dinero.