Una narcomanta apareció en mayo pasado en el municipio de Atlixco, en el estado de Puebla, de acuerdo a medios locales que informaron en su momento;  con la manta,  Santiago Mazari Hernández, alias "El Carrete" o "El Señor de los Caballos" le habría declarado la guerra a Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho" y al Cártel Jalisco Nueva Generación.

"El Carrete" es líder del grupo criminal "Los Rojos", desde el 2008 es perseguido por la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina. En cuatro ocasiones han estado cerca de lograr su captura, sin embargo han fracasado.

El mensaje fue enviado a supuestos miembros del CJNG y  a mandos policíacos de Puebla.  Amenazaban con ir de tras de El Pitbull", "El Primp", "El Andy", "El Crazy" y "El Felino"; además, anunciaban que había llegado "el mero señor de Cuernavaca Morelos y a ti Secretario de Seguridad Pública José Martín Gustavo Ramírez Romero y al Secretario de Gobernanza José Antonio Montiel Gonzalez les vamos a enseñar lo que es controlar una plaza".

A raíz de esto, las autoridades han montado operativos en los que participa el ejército mexicano para evitar que aumente la violencia en el estado.

Santiago Mazari, nació en la comunidad de San Gabriel las Palmas, del municipio Amacuzac, en el estado de Morelos. Desde muy temprana edad tuvo nexos con el cártel de Los Beltrán Leyva hasta que logró ser jefe de la plaza de aquel estado.

En 2008 fue detenido, acusado por delitos contra la salud por la Sedena; sin embargo, a principios de 2009 quedó en libertad, a pesar de que fue encontrado penalmente responsable y le imputaron 5 años de prisión y 100 días de multa.

En septiembre de 2009, el Ejército arribó a la comunidad de San Gabriel Las Palmas con el fin de aprehender al líder de "Los Rojos", aunque sus 'halcones' lo advirtieron y huyó a la colonia El Progreso, donde irrumpió en una casa, cambió su ropa y se escabulló.

El siguiente año, en 2010, participó en una cabalgata que organizó su tío Alfonso Miranda, entonces edil de Amacuzac.

Según un testigo que declaró en la  Procuraduría General de Justicia, dijo  que "cuando 'El Carrete' comenzó a crecer se fue para Sinaloa y empezó a traer (a Amacuzac) camionetas nuevas, caballos finos, y de ahí se quedó a vivir de nuevo en San Gabriel Las Palmas, donde antes era muy tranquilo, pero después de que Santiago regresó al pueblo comenzó a haber muchos secuestros y extorsiones, y se le empezó a ver que andaba armado y con mucha gente".

También reveló que "El Carrete", compró un terreno donde tenía caballos, aunque sólo era para cubrir sus verdaderas actividades de secuestro y narcotráfico, para lo cual cuenta con hasta 300 personas a su servicio.