Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (Foto: Andrea Murcia/ Cuartoscuro)

Este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció el despliegue de la Guardia Nacional en la Ciudad de México, ante el incremento en la inseguridad que se vive en la capital del país. Sin embargo, aseguró que todo deriva de las administraciones anteriores.

"Durante mucho tiempo estuvo bajo control la delincuencia, había una tendencia a la baja en los delitos pero el año pasado empezó una crisis de inseguridad porque se descuidó la atención".

En el marco de su conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador reconoció que en la Ciudad de México se encuentran bandas del crimen organizado, lo cual, insistió, fue permitido por la pasada administración; lo que también ha derivado en el incremento del número de homicidios, al pasar de 2 diarios a seis.

¿Cómo llegamos a esto?

La violencia aumentó considerablemente con el cambio de gobierno (Foto: Cuartoscuro)
La violencia aumentó considerablemente con el cambio de gobierno (Foto: Cuartoscuro)

La violencia ha ido en aumento en todo el país, así lo demuestran las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que en su reporte mensual, revela que el pasado mes de mayo fue el más violento al registrarse 2 mil 476 denuncias por homicidio doloso, lo que equivale, en promedio, a 79 personas asesinadas al día y tres cada hora.

El incremento de las carpetas de investigación por este ilícito, en comparación con enero pasado, fue de 0.77%, mes que tenía el récord de asesinatos con 2 mil 457 casos; pero al compararlo con abril, el aumento llega al 7.37%.

A pesar de que en mayo de 2018, las cifras de este delito fueron mayores a las del periodo de 2019, los primeros cinco meses de este año son los más violentos desde que el SNSP tiene registro.

En la Ciudad de México, la violencia relacionada con los ajustes de cuentas entre grupos criminales relacionados con el narcomenudeo también aumentó.

Según el portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México, en la capital del país se registraron 164 homicidios dolosos, lo que representa un incremento de 18.27% en comparación con el mismo periodo, pero del 2018.

En promedio, diariamente fueron asesinadas 5.2 personas, por lo que ha sido señalado como el periodo más violento del que se tenga registro en la capital.

El pasado 13 de junio, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, reconoció que la Ciudad de México vive una ola de violencia, pero al día siguiente negó que hubiera un alza en la incidencia delictiva y aseguró que los delitos están controlados o a la baja.

Y fue más allá. Aseguró que la preocupación de la gente por un alza de la incidencia de los delitos en la capital obedece a una percepción e incluso pidió a los medios de comunicación no crear una situación de psicosis.

El Narcotráfico se enquista en la capital del país

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, el líder del CJNG. (Foto: Archivo)
Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, el líder del CJNG. (Foto: Archivo)

Hace algunos años, los más altos funcionarios de Ciudad de México negaban la presencia del narco en la capital mexicana. Hoy, el jefe de la policía de la ciudad, Jesús Orta, admite que en ella operan grupos criminales de alto impacto como La Unión Tepito, La Fuerza Anti Unión e incluso organizaciones transnacionales como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La versión oficial sobre los últimos hechos violentos en la ciudad refiere que se deben a un reacomodo, producto de las detenciones de algunos líderes, como Sergio Flores Concha (líder de la Anti Unión) y Pedro Ramírez (cabecilla de la Unión Tepito), por mencionar los últimos casos.

Jesús Orta confió que estos reacomodos desarticularán progresivamente a las bandas, lo que finalmente, derivará en una reducción considerable en los niveles de violencia que actualmente padece la CDMX. Y dijo que de lo contrario, dejará su cargo.

Respecto a la incursión del Cártel Jalisco Nueva Generación existen investigaciones periodísticas con evidencia de que su influencia en la capital comenzó hacerse patente en el año 2015.

A inicios de este mes, el 3 de junio, elementos de la Agencia de Investigación Criminal, desarticularon una célula que había llegado a la metrópoli con la finalidad de apoderarse del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El grupo era liderado por un sujeto apodado "El Chucky", quien hizo tratos con bandas criminales de Neza y Chimalhuacan. Paralelamente, miembros del Cártel de Jalisco tuvieron un acercamiento con Jorge Flores "El Tortas", líder de la Fuerza Anti Unión, quien recientemente fue detenido por elementos federales.

Mientras que el pasado 23 de junio, elementos encubiertos de la Secretaría de Seguridad Pública detuvieron, a través del Operativo Rubik, a tres sujetos provenientes de Jalisco, Sinaloa y Hermosillo, quienes admitieron pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Revelaron que buscaban apalabrar un cargamento de 400 kilos de marihuana. Al momento de su captura, intentaron sobornar a los uniformados con 300 mil pesos.

De acuerdo con datos del libro "Narconomics" publicado en 2016, en México, esta industria criminal genera cada año ingresos brutos por un estimado de 600,000 millones de pesos, una cifra que duplica las ventas de la industria farmacéutica, según un estudio publicado en 2018 por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Cada año reciben entre USD 19,000 y 39,000 millones procedentes de Estados Unidos.

Analistas consultados por Infobae México coincidieron en que de acuerdo con la forma de operar de los cárteles, se pueden identificar tres elementos a través de los cuales miden su productividad: cantidad de droga que se logra vender cada determinado tiempo; plazas bajo control de la organización criminal, número de políticos y policías que reciben algún tipo de soborno de los cárteles.