Supuestos miembros del CJNG (Foto: Captura de pantalla)
Supuestos miembros del CJNG (Foto: Captura de pantalla)

Son unos 50 hombres. Todos están encapuchados y cada uno lleva un rifle entre sus manos. Los que están hasta el frente yacen hincados, mientras que las últimas filas permanecen de pie. Fácilmente podrían pasar por un pelotón, pero la voz que los filma asegura que se trata de miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

No sería la primera vez que un cártel importante hiciera uso de las redes sociales para mandar un mensaje a la población.

En la grabación de un minuto y medio de duración, que circula libremente por la red, los supuestos miembros de una de las organizaciones delictivas más poderosas de México aseguran que ellos no tuvieron nada que ver con el conflicto que civiles y militares protagonizaron el domingo 26 de mayo.

El percance al que se hace referencia ocurrió en un poblado de Michoacán (estado colindante con Jalisco) conocido como La Huacana. Aquella ocasión, los pobladores sometieron y desarmaron a un grupo de elementos del Ejército Mexicano que habían implementado un operativo contra el crimen organizado.

Supuestamente, el motivo habría sido porque durante la acción militar se registró una balacera en la que dos personas resultaron heridas, entre ellas un niño de 11 años ajeno al conflicto.

Los habitantes realizaron bloqueos en las entradas y salidas de la Huacana, y en las poblaciones de Zicuirán y El Chauz; luego retuvieron a los soldados y los desarmaron. Todo quedó registrado en diferentes videos que fueron difundidos en las redes.

Los habitantes, al parecer integrantes de un grupo de autodefensa, les reclamaron a los militares la devolución de sus armas, entre ellas, un fusil tipo Barret con la capacidad de derribar un helicóptero.

Unas seis horas después, luego de que confirmaron que los heridos se encontraban fuera de peligro, los pobladores de La Huacana liberaron al personal militar.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó la retención y desarme de los militares, y el presidente López Obrador aplaudió el "temple" y la "actitud" que mostraron los soldados durante aquellos momentos de tensión.

"La actitud de los soldados fue muy responsable, muy digna y muy valiente. Porque lo que es una cobardía es abusar de nuestros semejantes. Esa es una cobardía. Por eso, todo mi apoyo y mi respaldo a los soldados. Los marinos y los soldados son pueblo uniformado", expresó el mandatario.

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), por su parte, comparó las acciones de los pobladores con estrategias empleadas por cárteles como Los Viagras y el CJNG.

"Enviar mujeres y niños para confrontar o evitar la presencia de las autoridades en las áreas de influencia y restringir la acción de la justicia es un procedimiento común de las autodefensas y de los grupos delictivos de esa región", dijo la dependencia en un comunicado.

Sin embargo, en su video más reciente los presuntos miembros del CJNG confirmaron que ellos no tuvieron nada que ver con el conflicto.

"Que les quede claro a todas las autoridades, nosotros no hacemos ese tipo de cosas. Como gobierno, les damos el respeto. Nosotros no nos metemos con las autoridades. Miedo no hay. Nosotros no buscamos al gobierno para confrontarlo, pero si el gobierno va donde estamos y nos agrede, simplemente nos defendemos", aseguró el narrador del video.