Los dos equipos de trabajo anunciaron los trabajos formales para la transición del gobierno
Los dos equipos de trabajo anunciaron los trabajos formales para la transición del gobierno

La ex líder del sindicato más grande de América Latina, Elba Esther Gordillo Morales, se robó los reflectores de lo que sería el primer mensaje conjunto del presidente de México, Enrique Peña Nieto y del mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, para anunciar el arranque formal de la transición de gobierno.

Gordillo Morales, quien se mantuviera al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) durante 23 años se presentó este lunes ante los medios, luego de haber salido de la cárcel tras cinco años de encierro, acusada de crimen organizado, lavado de dinero, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

La mujer dejó entrever su deseo de pelear nuevamente por el liderazgo del SNTE. En clara alusión a Peña Nieto recalcó que su encierro fue "producto de una persecución política de acoso". "Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas. Soy inocente".

En la conferencia que ofreció, Gordillo Morales mostró el acta en la que se declara su libertad (Foto: AP)
En la conferencia que ofreció, Gordillo Morales mostró el acta en la que se declara su libertad (Foto: AP)

"Recuperé mi libertad y en este momento la Reforma Educativa se ha derrumbado", agregó en referencia al proyecto que emprendió Peña Nieto en materia de Educación y que lo habría enfrentado con la ex lideresa sindical.

Gordillo Morales sólo leyó un comunicado, pero durante su primera aparición conjunta con sus respectivos equipos de trabajo, Peña Nieto y AMLO tuvieron que enfrentar las preguntas de los medios, la mayoría relacionadas con el regreso de "La Maestra", como se le llamaba en sus tiempos en el poder.

López Obrador dejó en claro que su gobierno, que inicia el 1 de diciembre, elaborará una nueva Reforma Educativa en la que tomen parte los maestros, también manifestó que respetará el derecho de Gordillo a "participar", pero que no tendrá un lugar en su administración.

"No va a trabajar en el próximo gobierno. Como ciudadano va a ejercer sus derechos, se van a reconocer, pero nadie va a estar al margen de la ley, al margen de a ley nada, por encima de la ley nadie. La política educativa es una facultad del Estado mexicano y va a corresponder al Estado definirla", sentenció López Obrador.

Peña Nieto negó que "La Maestra" haya sido una perseguida política durante su administración y refirió que las acusaciones que se le formularon en su momento corrieron a cargo del Poder Judicial, que es independiente del Ejecutivo.

"Es inadmisible e inaceptable aceptar que 'La Maestra', cuya carrera es conocida públicamente, haya tenido que ver con una persecución de orden político, nada más falso que ello", dijo Peña Nieto.

La Reforma Educativa de Peña Nieto fue cuestionada por el magisterio al imponer cláusulas como periodos de prueba y evaluaciones a los docentes.

López Obrador expresó que a pesar de sus intenciones por revertirla, respetará el proyecto de Peña Nieto mientras no tome posesión como presidente de México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: