Las dos imágenes satelitales fueron tomadas por la NASA y están disponibles en su banco "Earthdata". Son del mismo lugar pero de fechas diferentes: la primera es del 30 de julio pasado y la segunda del 17 de agosto. Había disponibles fotos más recientes pero la nubosidad impedían la visión clara del terreno. De todas formas, en esos 18 días la diferencia es notoria.
Los puntos rojos son los focos de incendio y se ve claramente cómo en la segunda imagen se multiplicaron e, incluso, la zona de focos también se amplió.

La región amazónica ha registrado más de la mitad de los 71.497 focos de incendio detectados en Brasil entre enero y agosto de este año, una cifra un 83 % superior al del mismo período de 2018, según los datos divulgados por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

Aunque los incendios ocurren de forma habitual y natural durante la estación seca en esta parte del año, los ambientalistas culpan del abrupto aumento a los agricultores que prenden fuego a la selva para despejar tierras para pastos.

Los agricultores podrían haber contado, al menos, con el respaldo tácito del derechista Bolsonaro, que asumió el cargo en enero. El presidente brasileño ha dicho repetidas veces que cree que el país debería abrir la Amazonia a los intereses empresariales, permitiendo que las compañías mineras, agrícolas y madereras exploten sus recursos naturales.

El jueves, admitió por vez primera que los granjeros podrían estar detrás de algunos de los incendios.

Los focos de incendio en Brasil en las últimas 48 horas, según el INPE:

Presión internacional
Mientras arden las llamas, la presión internacional sigue subiendo. Varios cientos de activistas protestaron al exterior de las embajadas brasileñas en París y Londres el viernes.

Los líderes de Reino Unido, Francia y Alemania sumaron sus voces al coro de preocupación mundial. La oficina del mandatario francés, Emmanuel Macron, acusó a Bolsonaro de haber mentido cuando minimizó las preocupaciones sobre el cambio climático en la cumbre del G20 celebrada en Japón en junio.

Asimismo, agregó que, en este contexto, Francia se opondrá al acuerdo agrícola recientemente alcanzado entre la Unión Europea y los países que integran el Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay-.Un portavoz del primer ministro británico Boris Johnson dijo que está "profundamente preocupado" por los incendios y el "impacto de la trágica pérdida de estos preciosos hábitats", y usará la cumbre de los líderes del G7 de este fin de semana para pedir una renovada atención a la protección de la naturaleza. La canciller alemana, Angela Merkel, y Macron también indicaron que los incendios deberían estar en la agenda del G7.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: