La laguna Metzabok en la selva Lacandona, que se ha caracterizado por su belleza y extensión, el día de hoy se encuentra prácticamente seca.

Fotos de Cuartoscuro.

Imágenes han documentado cómo el sitio, que antes tendría 80 metros de profundidad y en el que se practicaban deportes como buceo, ahora es solamente una planicie de tierra erosionada. 

Desde inicios de año se registró que el agua bajó en el sistema lagunar que hay en el municipio de Ocosingo, en Chiapas.

Locatarios y ambientalistas realizaron labores de rescate para llevar especies acuáticas a lugares en el que no estuviera perjudicado el nivel del agua, pero no fue hasta las últimas semanas cuando los habitantes de la zona visitaron el lugar que se percataron que ya no hay líquido en él. 

Según sus testimonios, en aproximadamente quince días el lago quedó prácticamente sin contenido.

Tomaron fotografías y las publicaron en redes sociales, por lo que la Comisión Nacional de Áreas Protegidas brindó información sobre lo sucedido.

Según dijeron, es normal que el agua descienda en las lagunas chiapanecas en esta época del año, debido a que naturalmente las lluvias bajan, lo que provoca que el suelo se seque.

Metzabok funciona por infiltración, por lo que al haber menos precipitaciones el líquido comienza a escasear hasta que desaparece. Hoy en día el agua presente sólo representa el 15% del total de la laguna. 

Además, el municipio en el que se encuentra, es uno de los tres que estos últimos días ha presentado sequía extrema. Del 2010 a este año las precipitaciones han bajado de los 2.730 milímetroc cúbicos a 1.705. Del 2014 esta disminución se hizo más marcada, a la par del aumento de temperaturas.

Sin embargo, la institución también ha manifestado que realizará investigaciones, debido que, aunque como explicaron este fenómeno de desecado de lagunas es regular, antes no se había registrado tanto decrecimiento en el agua de este sitio en particular.

Este será, al parecer, el cuarto año consecutivo en el que agosto sea el mes más caluroso del año en Chiapas. Antes era septiembre.

Meztabok fue decretado área natural protegida desde hace 21 años. En total cuenta con 3 mil 368 hectáreas, que se componen por lagunas que están en distintas alturas. Por lo que no todas las zonas se han secado. Sin embargo, temen que así suceda en las siguientes semanas.

Según Blanca Nidia Vicente Rivera, estudiante de la maestría en Biodiversidad y Conservación de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, dijo a El Sol de México que la sequía se debe a la deforestación que sufre Chiapas.

La experta realizó una investigación en la que se percató de que esta actividad y la explotación agropecuaria son los detonantes de la falta de agua, que han perjudicado a Meztabok: "Esto es natural por el efecto de recarga cada año, las lagunas llegan a limites mínimos y algunas se secan completamente, aunque sí es verdad que estos límites de las lagunas se han ido secando poco a poco", dijo.