Steven Spielberg y su hija, Mikaela Spielberg, en 2009
Steven Spielberg y su hija, Mikaela Spielberg, en 2009

Mikaela apenas era un bebé cuando pasó a formar parte de la familia del legendario director de cine y de su esposa Kate. Ahora, a dos décadas de aquel momento trascendental para sus vidas, la joven decidió encarar una nueva etapa: lanzó su carrera como actriz porno con sus primeros videos XXX en solitario en PornHub, y en un futuro cercano le encantaría conseguir trabajo como stripper. Antes debe obtener su licencia como trabajadora sexual.

Esa misma palabra utilizó para describirse a sí misma: “Soy un animal sexual”. La joven decidió entonces sacar un beneficio económico de esa visión. “Lo cierto es que me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiarlo. Me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetecía hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien, porque no me siento violada”, aseveró en diálogo con The Sun.

Mikaela, que habla con sus famosos padres regularmente, les dio la noticia por videoconferencia el fin de semana, ya que desde hace un diez años vive en Nashville, Tennessee, lejos de Hollywood. Según ella, se sintieron “intrigados, pero no enfadados” por su decisión. Ella se sentía algo nerviosa a la hora de contárselo, pero recibió su apoyo.

Captura de uno de los videos XXX de Mikaela Spielberg (@vandal_princess)
Captura de uno de los videos XXX de Mikaela Spielberg (@vandal_princess)

A partir de ahora, en la industria del porno se hará llamar Sugar Star (Estrella de azúcar), y busca forjar su carrera a través de material en solitario centrados en el fetichismo. En pantalla no quiere relaciones sexuales con otras personas, una cuestión -afirmó- de respeto a su prometido, Chuck Pankow, de 47 años, y porque sería “una violación” de sus propios límites.

Mikaela ya había publicado varios videos en PornHub, pero los tuvo que retirar por no tener la licencia de trabajadora sexual de Tennessee. Además, dijo que una vez que la obtenga espera también poder trabajar como bailarina en un club de striptease.

Mi cuerpo, mi vida, mis ingresos, mi elección

En su mensaje en las redes sociales, la joven aseguraba que no tenía que darle explicaciones a nadie por su elección, ni tampoco a causa de ser quien es: “He lanzado mi propia carrera, autoproducida, en el mundo del entretenimiento para adultos. Que sea algo seguro, sano y consensuado es el objetivo. Mi cuerpo, mi vida, mis ingresos, mis elecciones”.

“Me he dado cuenta de que no hay ninguna vergüenza en estar fascinado con esta industria y en querer hacer algo sano, seguro y de consenso”, añadió.

Con este nuevo paso en su vida, la hija del director de ET y de Tiburón quiere dejar de tener dependencia económica de sus padres, ya que no se siente “cómoda” con esa situación. Por ello intenta convertirse en una persona “con los suficientes ingresos como para no estar atada financieramente”. “Y ahí podré empezar a decirle a la gente que no pasa nada por usar mi cuerpo en un modo en el que yo me sienta cómoda para mantenerme”, afirmó, asegurando que esta es “una elección positiva, empoderante”.

La elección de la industria porno como carrera ha sido algo natural, afirmó, porque siempre ha sido “una persona muy sexual, por naturaleza”, algo que en ocasiones le ha causado algunos problemas, porque la gente a su alrededor no se sentía cómoda al respecto.

Mikaela fue adoptada al nacer por Spielberg y su esposa en 1996. El poderoso matrimonio de Hollywood tiene más hijos, Jessica Capshaw, Max Samuel, Theo , Sasha Rebecca, Sawyer Avery y Destry Allyn.

Steven Spielberg con parte de su familia (Shutterstock)
Steven Spielberg con parte de su familia (Shutterstock)

Además, en la entrevista con el tabloide británico, la sexta de los siete hermanos Spielberg habló por primera vez sobre su difícil pasado, en el que dice sufrió abuso sexual por parte de hombres ajenos a su familia o a su círculo de amigos. Estos episodios de su infancia afectaron su salud: sufrió ansiedad, anorexia, alcoholismo y tiene trastorno límite de la personalidad. “Cuando tenía 11 años estaba fuera de control, algo que fue creciendo y creciendo hasta hace dos años. Esa espiral terminó hace poco. Hace dos años estuve a punto de morir un par de veces”. Hoy está recuperada, cuenta con el apoyo de tu extensa familia y con un incipiente trabajo.

También reconoció que tuvo una infancia privilegiada viviendo en una mansión de Los Ángeles en la que entraban y salían las estrellas más importantes del cine.

“Él siempre amó que yo fuera única y que sepa exactamente lo que quiero”, dijo con cariño Mikaela al hablar de su padre. “Hemos tenido nuestros conflictos, pero a él siempre le ha encantado la forma en que funciona mi cerebro, y realmente lo ha nutrido para mí".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: