El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha a su entonces asesor de seguridad nacional, John Bolton, en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington. 7 de febrero de 2019 (REUTERS/Leah Millis/archivo)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha a su entonces asesor de seguridad nacional, John Bolton, en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington. 7 de febrero de 2019 (REUTERS/Leah Millis/archivo)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en agosto a un asesor que quería congelar la ayuda en materia de seguridad a Ucrania hasta que los representantes de dicho país colaborasen en las investigaciones sobre sus rivales demócratas, incluido el exvicepresidente Joe Biden, informó el domingo el New York Times en base a información contenida en un manuscrito aún no publicado y que fue escrito por John Bolton, ex asesor en Seguridad Nacional del mandatario.

La declaración de Trump fue descrita en detalle por Bolton en su obra, según dijo el periódico en un artículo que podría aumentar la presión sobre los republicanos para que llamen al influyente ex asesor, que abandonó la Casa Blanca tras una serie confrontaciones con el presidente, como testigo en el juicio político o “impeachment” del Senado de Trump.

El artículo, que no cita el manuscrito pero sí a varias personas que aluden al relato de Bolton, podría socavar un elemento clave de la defensa de Trump: que no había quid pro quo, es decir un claro intercambio, cuando pidió al presidente ucraniano Volodomyr Zelenskiy que investigara a Biden y a su hijo Hunter Biden en una conversación telefónica en julio.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky (Sergei CHUZAVKOV / AFP)
El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky (Sergei CHUZAVKOV / AFP)

Según consideran los demócratas, en la llamada queda claro que la millonaria ayuda económica prometida por Estados Unidos a Ucrania, que la necesita para hacer frente a su crecientes tensiones con Rusia, estaría supeditada a la mencionada investigación sobre Biden.

Biden es uno de los principales aspirantes a la nominación demócrata para oponerse a Trump en las elecciones del 3 de noviembre. Su hijo Hunter trabajó para una empresa ucraniana de energía mientras Biden era vicepresidente, durante la administración de Barack Obama.

En una declaración, un abogado de Bolton sugirió que la versión del New York Times era correcta y dijo que había presentado el texto manuscrito de Bolton al Consejo de Seguridad Nacional el 30 de diciembre, un proceso de seguridad estándar para la información clasificada previo a la publicación del volumen.

El ex vicepresidente Joe Biden, principal candidato en la interna demócrata (REUTERS/Carlos Barria)
El ex vicepresidente Joe Biden, principal candidato en la interna demócrata (REUTERS/Carlos Barria)

Los tuits de Trump

“Nunca le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania dependía de la investigación a los demócratas, incluso los Biden (...) Si Bolton dice esto, es sólo para vender un libro”. La respuesta del presidente de los EEUU a través de la red social continúa con otros factores con los que espera probar que no solamente los votos de sus senadores le permitirán conservar su cargo, sino que le asiste la verdad: “Las desgrabaciones de mis conversaciones con (el presidente de Ucrania, Volodomyr) Zelensky son todas las pruebas que se necesita”, asegura.

También sostiene que tanto el mandatario de ucraniano como sus funcionarios han dicho que no se sintieron presionados por la comunicación en la que Trump condiciona la entrega de ayuda a el inicio de un proceso judicial contra el hijo de Joe Biden y que finalmente, tras un encuentro con su par en las Naciones Unidas, envió la ayuda “sin condiciones y sin ninguna investigación”.

En otro mensaje, asegura que “la Cámara de Representantes bajo control de los demócratas no le pidió a John Bolton que testifique”, lo que depende de ese cuerpo legislativo y no del Senado. En realidad, sí lo hicieron, pero Bolton condicionó su asistencia a una orden de la Corte Suprema, lo que implicaba una demora que los demócratas decidieron evitar y retiraron la citación.

Trump también retuiteó un mensaje de Dan Bongino, presentador de TV, que ennumera sobre el tema Bolton: “1. No le importa a nadie / 2. La ayuda fue enviada / 3. Los ucranianos no son víctimas (pregunten a ellos) / 4. La corrupción de los demócratas en Ucrania es freal / 5. No le importa a nadie”. Las palabras resumen su posición con respecto al libro de inminente publicación y sobre la posibilidad de que el ex funcionario pueda resquebrajar el férreo apoyo que le brindan los senadores republicano hasta el momento, garantía de que no será destituido.

Los demócratas necesitan tener el apoyo de por lo menos cuatro senadores republicanos para aprobar la convocatoria de testigos. Bolton dijo este mes que estaba dispuesto a testificar en el juicio si se emitía una citación del Senado.

Trump afirma que no ha cometido ninguna irregularidad y tacha de farsa el proceso, específicamente asegurando que no hubo quid pro quo con Ucrania.

La Casa Blanca, que al igual que los líderes republicanos del Senado se ha negado a llamar a testigos y no respondió inmediatamente a una petición de comentarios sobre el artículo del New York Times hecha por Reuters, y tampoco lo hizo Jay Sekulow, que está ayudando a dirigir la defensa del presidente republicano.

Con información de Reuters - Pete Schroeder y Karen Freifeld

MÁS SOBRE ESTE TEMA: