El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se lleva la mano a la oído mientras habla en la Convención y Feria Anual de la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense en Austin, Texas, el 19 de enero de 2020. (REUTERS / Kevin Lamarque)
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se lleva la mano a la oído mientras habla en la Convención y Feria Anual de la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense en Austin, Texas, el 19 de enero de 2020. (REUTERS / Kevin Lamarque)

El presidente Donald Trump elogió el domingo el acuerdo comercial con China firmado la semana pasada por mejorar drásticamente las relaciones con Beijing, al decir que era “mucho mejor” de lo esperado.

El acuerdo de "fase uno" marca una tregua en la guerra comercial de los dos países después de casi dos años de tensiones.

Pero por los aranceles aún vigentes en dos tercios de más de 500.000 millones de dólares de importaciones procedentes de China, los consumidores y las empresas estadounidenses tendrán que pagar la factura.

“Este es un éxito increíble para todo nuestro país”, dijo Trump el domingo por la noche en un mitin en Austin, Texas, al hablar en una convención de la American Farm Bureau Federation, grupo que representa a grandes corporaciones agrícolas.

Los asistentes esperan la llegada del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para hablar en la Convención y Feria Anual de la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense en Austin, Texas, el 19 de enero de 2020. (REUTERS / Kevin Lamarque)
Los asistentes esperan la llegada del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para hablar en la Convención y Feria Anual de la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense en Austin, Texas, el 19 de enero de 2020. (REUTERS / Kevin Lamarque)

“Creo que China hará todo lo posible para demostrar que el acuerdo que se firmó es un buen acuerdo. Es mucho más grande y mucho mejor de lo que pensé que llegaríamos”, dijo.

Trump también elogió un nuevo capítulo en las relaciones con Beijing. Es “la mejor relación que hemos tenido con China en muchos, muchos años”, dijo. “China nos respeta ahora”, añadió. “No nos respetaban. No podrían creer que se estaban llevando lo que se estaban llevando”.

La firma el miércoles llevó alivio a los mercados bursátiles después de una prolongada fricción comercial.

El acuerdo también es una bendición para Trump, que enfrenta un juicio político en el Senado esta semana, seguido de una dura pelea de reelección.

El acuerdo incluye promesas de China para reforzar las compras de productos agrícolas estadounidenses y otras exportaciones durante dos años; proporciona algunas protecciones para la tecnología estadounidense; y nuevos mecanismos que permiten a Washington imponer rápidamente sanciones a las que Beijing no puede responder.

Los periódicos estatales chinos elogiaron la firma del acuerdo “muy reñido”, pero advirtieron que “no se necesitaría mucho” para que caiga el acuerdo y volver a las tensiones.

Los asuntos más difíciles aún deben abordarse en las negociaciones de la “fase dos”, incluidos los subsidios masivos de China para la industria estatal.

Además, un alto funcionario de la administración informó el jueves que China no ha asumido ningún compromiso específico para reducir los aranceles que ha impuesto a productos estadounidenses en represalia.

(Con información de AFP)