Cuatro personas perdieron la vida este jueves luego de que la policía de Miami se viera involucrada en la persecución de dos criminales a bordo de un camión de UPS, que presuntamente estuvieron involucrados en el robo de una joyería en Miracle Mile. La persecución terminó con un intercambio de disparos entre los agentes y los ladrones, según informó CBS.

La policía de Coral Gables informó que estaba investigando un robo a mano armada de una joyería ubicada en el 386 de Miracle Mile. Los criminales dispararon sus armas en el lugar y posteriormente abordaron el camión de UPS y se dieron a la fuga, tras la cual las autoridades comenzaron la persecución.

Medios locales informaron sobre el secuestro del chofer del camión, el cual seguía a bordo del camión durante la persecución. Estaba sentado en el piso, en la parte trasera.

El incidente terminó con disparos en Miramar Parkway, justo al oeste de Flamingo Road. En el lugar se registró un tiroteo, en el que presuntamente, fueron los criminales los primeros en disparar.

Imágenes de medios locales muestran al menos 20 policías con armas largas siguiendo al camión de UPS, el cual finalmente queda acorralado sobre la autopista. Los hombres que viajaban abordo bajaron de la camioneta y comenzaron a disparar, por lo que los agentes respondieron.

Las imágenes muestran una escena aterradora sobre la autopista, cuando el camión se detuvo por el tráfico. Las cámaras dejaron ver una serie de ráfagas de luz y humo que indicaban disparos. A continuación uno de los hombres cayó al piso y su cómplice lo saltó mientras se cubría la cabeza con un brazo para protegerse de los disparos.

Un video aéreo muestra al menos una persona en el suelo y varios agujeros de bala en el camión de UPS. Cuando cesaron los disparos, la persona que yacía en el suelo estaba desangrada y se podía observar a los paramédicos cargando a otra persona en una camilla para subirlo a la ambulancia. Posteriormente la policía confirmó a CBS que los dos sospechosos murieron.

Ningún oficial resultó herido. Sin embargo, dos civiles perdieron la vida. Se trata del conductor de UPS, el cual había sido tomado como rehén por los criminales, y un conductor que se encontraba en el lugar del tiroteo.

Además se informó que una mujer recibió un impacto de bala durante el robo, por lo que fue llevada al hospital más cercano para su atención; se desconoce su estado de salud. Una fuente policial le dijo al Herald que la empleada de la tienda resultó herida luego de que uno de los ladrones disparara contra el piso y la bala rebotara.

La policía de Pembroke Pines informó que los carriles hacia el sur de Flamingo Road, en la zona, quedarían cerrados temporalmente.

El jefe de policía de Coral Gables, Ed Hudak, ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó que el camión de UPS había sido robado por dos sospechosos y que alguien había recibido un disparo en la joyería.

Hudack dijo que la comisaria recibió la notificación de la alarma silenciosa de la joyería alrededor de las 16:17 horas. “Cuando las cosas se ponen así, es difícil para todos nosotros”, dijo. Aseguró que varios agentes se harán cargo de la investigación.

“Esto es lo que las personas peligrosas hacer para escapar; esto es lo que la gente hace para evitar la captura”, agregó. Y dijo que el secuestro del conductor de UPS convirtió el robo en una delicada situación en la que había rehenes involucrados.

El jefe de policía no informó sobre el estado de salud de las víctimas. Sin embargo, una fuente de la policía le dijo a AP bajo condición de anonimato que tanto el conductor de UPS como el otro civil habían muerto.

Esta información no ha sido confirmada por las autoridades. Mientras tanto, la empresa de transporte de paquetes dijo que está tratando de conocer el estado de salud de su trabajador, pues están preocupados por su seguridad. "Apreciamos el servicio de las fuerzas del orden y cooperaremos con ellos para llevar a las personas que ponen a nuestra gente en peligro ante la justicia”, señalaron en un comunicado.

El portavoz de UPS, David Graves, dijo que se mantienen en contacto con las autoridades. No compartió ninguna información sobre la identidad de su trabajador.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: