Trump y Kim Jong-un en la zona desmilitarziada que separa las dos Coreas (AFP)
Trump y Kim Jong-un en la zona desmilitarziada que separa las dos Coreas (AFP)

Estados Unidos advirtió este martes que está preparado para disuadir el “mal comportamiento” de Corea del Norte y que, en caso de que dichas medidas no funcionen, Washington está preparado para la lucha.

Así lo expresó el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, después de que Pyongyang anunciara que no participará en más “cumbres infructuosas”. De visita en Filipinas, el funcionario se refirió al desdén expresado por el régimen comunista a una llamada a cerrar un acuerdo lanzada el domingo por el presidente de EEUU, Donald Trump.

El secretario de Defensa aseguró que no quiere hacer pronósticos todavía sobre el futuro de las negociaciones y que prefiere ir “paso a paso”, pero lanzó la advertencia: “Estamos preparados para disuadir el mal comportamiento de Corea del Norte y, si eso falla, estamos preparados para luchar esta misma noche”.

Kim Kye-gwan, ex vicecanciller y una de las figuras de peso del régimen norcoreano, dijo el lunes que las tres cumbres celebradas entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, apenas han logrado ninguna mejora en la relación bilateral, y exigió a Washington que termine su “política hostil” hacia Corea del Norte. Kim se expresó así después de que el Pentágono cancelara unas maniobras militares con Corea del Sur para dar un impulso al diálogo, bloqueado desde la cumbre de febrero en Hanói.

Kim Jong-un se ha mostrado en los últimos días supervisando ejercicios militares y con declaraciones de agresiva retórica
Kim Jong-un se ha mostrado en los últimos días supervisando ejercicios militares y con declaraciones de agresiva retórica

El último encuentro de los mandatarios terminó sin acuerdo ya que Washington consideró insuficiente la oferta de Pyonyang sobre el desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.

Corea del Norte ha dado a la Casa Blanca hasta fin de año para variar sus propuestas y los expertos creen que de no haber avances, el régimen podría realizar nuevos ensayos de armas, especialmente de misiles de alcance intermedio, a partir de enero.

Tras visitar Corea del Sur y Tailandia, Esper llegó anoche a Filipinas y este martes se reunió con su homólogo filipino, Delfin Lorenzana en la base militar de Camp Aguinaldo, donde dialogaron sobre la situación en el Mar de China Meridional y la revisión del Tratado de Defensa Mutua que rubricaron en 1951.

Esper también acudió al Cementerio Americano de Manila, donde rindió homenaje a los soldados estadounidenses caídos en Filipinas durante la II Guerra Mundial.

Está previsto que el secretario de Defensa estadounidense viaje también a Vietnam, donde cerrará su gira por Asia.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: