"Ha llegado el momento de escribir el próximo gran capítulo de la historia de nuestras fuerzas armadas, de prepararse para el próximo campo de batalla adonde se convocará a los mejores y más valientes estadounidenses para disuadir y vencer una nueva generación de amenazas a nuestra gente, a nuestra nación", dijo el vicepresidente Mike Pence (Foto: Reuters)

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, se pronunció el sábado sobre los últimos acontecimientos en Venezuela, horas después de que terminara la masiva movilización opositora convocada bajo el lema de #TodaVenezuelaDespierta.

“Maduro y su banda de matones continúan reprimiendo la democracia. La redada de ayer a la sede del partido del presidente Juan Guaidó es condenable y muestra cuán débiles y paranoicos son. ¡Maduro no respeta la libertad ni el Estado de derecho y debe irse!”, escribió Pence en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Y en otro mensaje, continuó con un llamado al Ejército de Venezuela: “Instamos a los militares venezolanos a que se unan al pueblo de Venezuela, no a un déspota. ¡El ejército venezolano debería ser una fuerza del bien! ¡El poder de cambiar para mejor está en tus manos!”

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, llamó a la “calle sostenida” y pidió a los venezolanos que se mantengan protestando todos los días hasta lograr que caiga la dictadura de Nicolás Maduro.

Él también se refirió al rol de las Fuerzas Armadas: “Acá no hay un país polarizado. Aquí falta una sola cosa y tenemos que insistir hasta que el poder de las armas no esté del lado del usurpador. Les pido que se pongan del lado de Venezuela, de nuestra gente. Es el factor que hoy nos falta”.

“Bolivia estuvo 18 días. Nosotros hemos estado años. Es momento de insistir. Hoy les pido mantener. Hay una agenda de protesta sostenida. Ya basta de sufrimiento y dolor. Ahora hay que avanzar y ver el futuro”, arengó ante una multitud en Caracas.

Masiva manifestación en Caracas encabezada por el presidente encargado Juan Guaidó
Masiva manifestación en Caracas encabezada por el presidente encargado Juan Guaidó

A través del encargado de Negocios para la Oficina Externa para Venezuela, James Story, Estados Unidos ya se había pronunciado más temprano sobre la situación de Venezuela y había trazado un vínculo con Bolivia.

“Bolivia y Venezuela son dos casos distintos. Pero, para los venezolanos, muestra la fuerza que tiene un pueblo cuando rechaza una situación no democrática. Ellos salieron a la calle diciendo ‘ya basta’ y fueron los que realmente hicieron el cambio en Bolivia. Es pura mentira que lo sucedido es culpa del ‘imperio’, de Estados Unidos. Fue solamente el esfuerzo de los bolivianos, que se liberaron de la dictadura de Evo Morales”, dijo Story en una conferencia en la que participó Infobae.

Juan Guaido en la manifestación opositora del #16Nov (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
Juan Guaido en la manifestación opositora del #16Nov (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Los venezolanos salieron masivamente a la calles para protestar contra el régimen y Guaidó, acompañado de su esposa, Fabiana Rosales, insistió en la necesidad de mantenerse en las calles. “¿Se puede o no se puede?”, preguntó para comenzar su discurso. Y recibió un “sí” rotundo.

En lo que va de la profunda crisis en Venezuela, las Fuerzas Armadas y los cuerpos policiales se han mantenido leales al régimen y cuando lo necesita, Nicolás Maduro reprime y aplasta la protesta en las calles.

Al mismo tiempo, el sector militar controla áreas neurálgicas del gobierno como Pdvsa, la empresa petrolera del Estado; el negocio del oro que se extrae de las minas al sur del país, y un número importante de gobernaciones, entre otros sectores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: