(Foto: Twitter/jerzsteve)
(Foto: Twitter/jerzsteve)

Un trágico accidente automovilístico dejó un saldo de dos personas muertas este domingo en Nueva Jersey. Las víctimas fueron identificadas como dos jóvenes de 22 y 23 años.

El hecho ocurrió por la tarde cuando un Porsche Boxster que iba a exceso de velocidad perdió el control, derrapó sobre un terraplén y se estrelló en el segundo piso del edificio de una oficina inmobiliaria. El auto deportivo se estrelló contra la pared, a más de 4 metros sobre el suelo.

El vehículo viajaba a gran velocidad mientras se dirigía hacia el norte por Hooper Avenue, donde perdió el control entorno de las 6:30 horas. El accidente ocurrió entre Indian Hill Road y College Drive. El área estuvo cerrada durante aproximadamente siete horas.

Los fallecidos fueron identificados como Braden DeMartin y Daniel Foley. El primero era quien conducía el vehículo de más de USD 50,000. Tanto DeMartin como Foley estaban muertos cuando los servicios de emergencia llegaron al lugar.

(Foto: AP)
(Foto: AP)

Las impactantes fotos del accidente muestran un gran agujero en la segundo piso del edificio de ladrillos. El Porsche se muestra completamente destruido, con la parte trasera aplastada.

Isaac Kesserman, propietario del edificio Exit Realty en Toms River, dijo que no había nadie adentro en el momento del accidente. Sin embargo, el inspector de construcción de Toms River, John Gerrity, consideró que el edificio era estructuralmente inseguro.

Sobre las víctimas, un amigo le dijo a medios estadounidenses que ambos asistieron a la misma escuela secundaria y con frecuencia eran vistos juntos andando en patineta.

“Foley fue el niño más agradable que de conocido”, dijo un vecino identificado como Nicholas McConnell.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

A través de Facebook, un amigo de las víctimas compartió una imagen con la leyenda “RIP Braden DeMartin y Dan Foley. Nunca olvidaremos los días que pasamos juntos en el campo de golf. Siempre hacían que todo fuera más divertido”.

Otro amigo agregó: “No puedo creer que otros dos de mis amigos de la infancia se hayan ido, recuerdo cuando solíamos andar en patineta y en bicicleta en el club y no tenia problemas ni preocupaciones. Nunca vi a esto venir”. “Puede que no haya sido tu mejor amigo ni nada, pero sí recuerdo los buenos momentos que tuvimos de niños. Descansa en paz y que Dios bendiga a las familias”, agregó otro.

“Te amaba con cada átomo y molécula que componen mi cuerpo. Siempre te querré. Nuestra relación fue una de las mejores historias de amor que recordaré. Gracias por estar en mi vida y gracias por mostrarme cuánto podría amar a alguien”, escribió en una carta pública la novia de Foley.

Recordó que, aunque tomaron caminos separados, siempre le estaría agradecida por las lecciones de vida y risas que tuvo a su lado. Deseó que todo fuera una pesadilla, que su muerte no fuera real. “Estoy sin palabras y desearía tener más que decir, lo hago pero parece que no puedo juntar las palabras correctas. Orando por tu familia. Desearía haberte visto por última vez. Desearía que esto no fuera real. Descansa en paz, dulce chico”.

(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)

Foley trabajó como electricista, mientras que DeMartin se graduó recientemente de la Universidad de Rowan, donde obtuvo un título en bioformática.

“Braden fue la persona más divertida, amable y grandiosa que he conocido. Haría cualquier cosa por cualquiera. Nunca pude enojarme con él por más de una hora”, dijo su novia Kristen Aguiar a un medio estadounidense.

Su fallecimiento está siendo investigado por los oficiales de seguridad de tráfico, Robert Westfall, David Bartoshek y Mark Nater.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: