Soldados turcos desplegados en la ciudad siria de Tal Abyad, en la frontera (Reuters)
Soldados turcos desplegados en la ciudad siria de Tal Abyad, en la frontera (Reuters)

Irán, uno de los principales aliados del régimen sirio de Bashar al Assad, instó este lunes a Turquía a respetar “la soberanía” de Siria y a buscar una solución pacífica a su enfrentamiento con las milicias kurdas, al tiempo que calificó de “inaceptable” la instalación de bases turcas dentro del país árabe.

El portavoz del Ministerio de iraní de Asuntos Exteriores, Abas Mousavi, dijo en rueda de prensa que Teherán “comprende las preocupaciones” de Turquía pero que se debe “respetar la soberanía e integridad territorial de Siria”.

“Las preocupaciones [turcas] deben abordarse a través de mecanismos pacíficos”, subrayó el portavoz, que citó el acuerdo de Adana firmado en 1998 entre Ankara y Damasco para contener las actividades del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado terrorista por Turquía.

Mousavi destacó los esfuerzos que está realizando Irán para mediar entre Turquía y Siria, y recordó que el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha mantenido contactos en los últimos días con sus homólogos turco y sirio.

“Teherán busca acercar las posturas de Ankara y Damasco”, señaló el portavoz de Exteriores, que con anterioridad se había opuesto a la operación militar turca en el norte de Siria.

Además, Mousavi consideró que “los turcos pueden tener bases y hacer lo que quieran en su territorio y dentro de sus fronteras, pero si hablamos de instalar bases turcas en Siria, esto es inaceptable”.

Una decisión así, consideró, sería vista por Irán como una “agresión contra la soberanía nacional e integridad territorial de un país independiente”. “Naturalmente será recahzado por la República Islámica de Irán y otros países”, indicó.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insistió el domingo en que retomará el martes su ofensiva en el norte de Siria si para entonces no ha terminado la retirada de las milicias kurdas de un franja de 30 kilómetros desde su frontera.

El presidente iraní Hassan Rouhani rodeado de la plana mayor del ejército de Irán (Reuters)
El presidente iraní Hassan Rouhani rodeado de la plana mayor del ejército de Irán (Reuters)

El pasado jueves, Washington y Ankara acordaron una pausa de cinco días en la ofensiva turca, conocida como Operación “Primavera de la Paz” para permitir la retirada de las milicias kurdosirias que Turquía considera “terroristas”, y que hasta la salida de Estados Unidos de Siria habían sido su mejor aliado en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, en inglés).

Hasta ahora, las fuerzas kurdas han acatado una parte de ese acuerdo y han cedido la ciudad de Ras al Ain, que marca un extremo de la denominada “zona de seguridad” que Erdogan quiere establecer y en la que aspira a reasentar a dos millones de refugiados sirios que hasta ahora permanecen en Turquía.

Irán y Turquía participan junto con Rusia en el proceso de paz en Siria de Astana, aunque Teherán defiende al régimen de Bachar al Asad y Ankara a algunos grupos de la oposición armada.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: