La Policía de la provincia de Drenthe explicó que “una persona” de 25 años “denunció que estaba preocupado por las condiciones en las que vivía una familia
La Policía de la provincia de Drenthe explicó que “una persona” de 25 años “denunció que estaba preocupado por las condiciones en las que vivía una familia". (Foto: especial)

Un hombre denunció hace unos días que junto con su familia ha vivido por nueve años oculto en una granja ubicada al norte de Holanda mientras esperaban “el final de los tiempos”. Nadie supo de ellos hasta que en junio de 2019 Jan Zon van Dorsten reapareció en Facebook: fue su primer posteo desde 2010.

Van Dorsten publicó el 1 de agosto de ese año que se mudaba a Ruinerwold, un pequeño pueblo en Drenthe, Holanda. Tras revelar su paradero aquel domingo nadie volvió a ver a Jan o a su familia hasta que el pasado fin de semana el joven apareció en un bar y relató las condiciones en las que vivió durante los últimos nueve años.

La Policía de la provincia de Drenthe explicó que “una persona” de 25 años “denunció que estaba preocupado por las condiciones en las que vivía una familia en una casa” de la aldea de Ruinerwold, porque “estarían ocultos en un espacio cerrado”.

Tenía el pelo muy largo, la barba sucia, la ropa muy vieja. Estaba muy confundido. Así que decidí llamar a la Policía para que viniera a investigar lo que ocurría”, aseguró a la televisión local RTV Drenthe, Chris Westerbeek, el dueño del establecimiento que visitó Jan.

Los oficiales se presentaron en la propiedad ubicada a 60 millas al norte de Amsterdam y encontraron ocultos en el sótano de una granja a cinco adolescentes y a un hombre de 58 años, quien sufrió un infarto cerebral hace unos años y estaba postrado en la cama.

“Nos encontramos con seis adultos, les estamos dando apoyo y atención. El propietario del edificio no quiso cooperar con nuestra investigación, por lo que fue arrestado. Se trata de un hombre de 58 años. Todos los escenarios siguen abiertos y no podemos dar más información”, añadió la Policía.

Aún es un misterio todo lo que envuelve a este caso y existen muchos hilos sueltos, pero las autoridades investigan las razones por las que esta familia se refugió en la propiedad en Ruinerwold y por qué el Jan Zon reactivó su cuenta de Facebook hace cuatro meses.

Fue muy activo en la red social de Mark Zuckerberg hasta 2010, cuando sus posteos terminaron repentinamente, tras la mudanza. El 6 de junio de este año anunció que se mudó a Meppel, donde comenzó a trabajar como el gerente de una tienda llamada Creconat.

El joven de 25 años reactivó su cuenta de Facebook hace cuatro meses. (Foto: Facebook)
El joven de 25 años reactivó su cuenta de Facebook hace cuatro meses. (Foto: Facebook)

“¡Creatividad para todos!”, escribió el joven para anunciar su regreso a la vida pública y a las redes sociales.

Desde aquel día, el joven de 25 años compartió historias sobre el cambio climático y en defensa de la naturaleza. Además de selfies, fotografías de paisajes nevados y de lugares oscuros. Se cree que esta últimas fueron captadas la noche que pidió ayuda en el bar de Ruinerwold.

En Twitter, su reaparición ocurrió un mes antes. El 19 de mayo publicó su primer mensaje y dio a entender que atendía un comercio: “Buen comienzo para mi nueva tienda web”.

Creconat está asociada a Native Creative Economy, una maderería propiedad de Josef B, padre de Jan Zon van Dorsten, y que fue detenido por las autoridades por permanecer enclaustrado en una casa de Holanda, por nueve años al lado de sus hijos.

AFP
AFP

Josef ha sido descrito por los medios locales como “trabajador de la madera” y “hombre de trabajos extraños”. Otro carpintero lo calificó ante el sitio de noticias holandés ED como: “Un verdadero artesano”, encargado de hacer piezas para yates de recreo.

Alida ten Oever, propietaria de la casa donde fue encontrada esta familia, dijo que siempre pagaron el alquiler a tiempo y jamás notó un comportamiento extraño en Josef, pero que desconocía que viviera tanta gente en su propiedad.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA