Donald Trump autorizó sanciones contra el gobierno turco (AP Photo/Evan Vucci)
Donald Trump autorizó sanciones contra el gobierno turco (AP Photo/Evan Vucci)

En medio de la creciente tensión en el norte de Siria, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes duras sanciones contra Turquía por sus “acciones de desestabilización” en el marco de la ofensiva contra los kurdos.

“Pronto emitiré una Orden Ejecutiva que autoriza la imposición de sanciones contra los funcionarios actuales y anteriores del Gobierno de Turquía y cualquier persona que contribuya a las acciones desestabilizadoras de Turquía en el noreste de Siria”, señaló el mandatario en un comunicado divulgado en sus redes sociales.

“La orden autorizará una amplia gama de consecuencias, incluidas sanciones financieras, el bloqueo de bienes y la prohibición de entrada a Estados Unidos”, detalló.

Asimismo, Trump anunció el fin de las negociaciones comerciales con Ankara y adelantó que reimpondrá aranceles al acero: “Las tarifas de acero se incrementarán hasta un 50 por ciento, el nivel anterior a la reducción en mayo. Estados Unidos también detendrá inmediatamente las negociaciones con respecto a un acuerdo comercial de 100.000 millones (de dólares) con Turquía".

El presidente norteamericano consideró que la ofensiva militar de Turquía “pone en peligro a civiles y amenaza la paz, la seguridad y la estabilidad en la región”. “He sido perfectamente claro con el presidente Erdogan: la acción de Turquía está precipitando una crisis humanitaria y está estableciendo condiciones para posibles crímenes de guerra. Turquía debe garantizar la seguridad de los civiles, incluidas las minorías religiosas y étnicas”, señaló.

En este sentido, aseguró que su Gobierno “utilizará agresivamente las sanciones económicas para atacar a aquellos que permiten, facilitan y financian estos actos atroces en Siria”. “Estoy completamente preparado para destruir rápidamente la economía de Turquía si los líderes turcos continúan por este camino peligroso y destructivo”, advirtió.

Este domingo, el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, anunció que Trump ordenó la retirada total de las tropas de Estados Unidos del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente.

Las tropas sirias se acercan a la frontera con Turquía (AFP)
Las tropas sirias se acercan a la frontera con Turquía (AFP)

En concreto, el mandatario ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en esa región, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque “más al sur de lo planeado originalmente y al oeste”, detalló el jefe del Pentágono.

No obstante, en el comunicado difundido este lunes, Trump aclaró que “las tropas estadounidenses que salen de Siria ahora se desplegarán y permanecerán en la región para monitorear la situación y evitar una repetición de 2014, cuando la amenaza desatendida de ISIS se extendió por Siria e Irak”.

Tras el acuerdo alcanzado con los kurdos, este lunes las fuerzas del régimen sirio se acercaban a la frontera con Turquía. Las tropas de Damasco, portando banderas sirias, se desplegaron en la periferia de Tal Tamr, al sur de la localidad fronteriza de Ras al Aín donde se libran los combates, de acuerdo a lo informado por un corresponsal de la agencia AFP.

La agencia oficial Sana confirmó la llegada de “unidades del ejército árabe sirio” a la localidad de Tal Tamr, que está a unos 30 km de la frontera con Turquía, pero según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) algunas unidades en la zona se han acercado hasta a 6 km de la frontera.

Mark Esper, jefe del Pentágono (Reuters)
Mark Esper, jefe del Pentágono (Reuters)

Pedido a la OTAN

Esper dijo este lunes que pedirá a los aliados de la OTAN que castiguen a Turquía por su invasión del noreste de Siria y acusó a Ankara de liberar a peligrosos detenidos del Estado Islámico (EI). “Esta incursión inaceptable también socava la exitosa misión internacional ‘Defeat ISIS’ (Derrotar al ISIS) en Siria y resultó en la liberación de muchos detenidos peligrosos de ISIS”, indicó el jefe del Pentágono en un comunicado.

El funcionario informó que viajará a la sede de la OTAN en Bruselas la próxima semana para pedir a los aliados que “tomen medidas diplomáticas y económicas colectivas e individuales en respuesta a estas atroces acciones turcas”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: