Bobby Woods Jr. (izquierda) tiró al sobrino de su novia al agua (derecha) porque no había suficiente espacio en la casa que residían. En el momento del crimen, reconoció, era consciente de que el niño de tres años no sabía nadar (Foto: Angelina County Sheriff’s Office/Facebook)
Bobby Woods Jr. (izquierda) tiró al sobrino de su novia al agua (derecha) porque no había suficiente espacio en la casa que residían. En el momento del crimen, reconoció, era consciente de que el niño de tres años no sabía nadar (Foto: Angelina County Sheriff’s Office/Facebook)

Bobby Woods Jr., un hombre de Texas de 21 años, fue condenado este viernes a cadena perpetua por matar al sobrino de su novia, Mason Cuttler, lanzándolo a un estanque.

Los hechos ocurrieron en el 2015, cuando el acusado tenía 17 años. Según él mismo confesó entonces a la policía, tiró al niño de tres años al agua porque su novia, Billie Jean Cuttler, estaba embarazada y no había suficiente espacio en la casa en la que vivían.

Las autoridades encontraron el cuerpo del menor el 18 de agosto de 2015, un día después de que sus padres reportaran la desaparición. El cadáver fue hallado en un estanque ubicado a 177 kilómetros al noreste de Houston. La última vez que vieron a Cuttler, el niño jugaba en el jardín mientras sus padres limpiaban la vivienda. Cuando salieron a buscarle, no encontraron rastro de él.

Un abogado desmintió en la corte que Billi Jean Cutter, que ahora tiene 23 años, estuviera embarazada en el momento del crimen, como sostuvo Bobby Woods durante el interrogatorio. Ella aceptó una pena de 20 años de prisión a cambio de declararse culpable de “conspiración para cometer asesinato” (Foto: Angelina County Jail/Facebook)
Un abogado desmintió en la corte que Billi Jean Cutter, que ahora tiene 23 años, estuviera embarazada en el momento del crimen, como sostuvo Bobby Woods durante el interrogatorio. Ella aceptó una pena de 20 años de prisión a cambio de declararse culpable de “conspiración para cometer asesinato” (Foto: Angelina County Jail/Facebook)

Durante el interrogatorio en el que se declaró culpable, Bobby Woods dijo que cuando arrojó a Cuttler al agua, era consciente de que el niño no sabía nadar. Contó además que, después de tirarlo, se dio la vuelta e ignoró los gritos de auxilio del pequeño mientras dejaba que se ahogara, según consta en la denuncia.

El sheriff Greg Sanches aclaró que en la casa en la que residían el acusado y la víctima, convivían en total tres familias. Después del crimen, un abogado desmintió las palabras del acusado y dijo que Billie Jean Cuttler no estaba embarazada en el momento del asesinato.

El pasado miércoles, el acusado habló ante los miembros del jurado y les aseguró que su confesión grabada en video era una mentira, una farsa que había contado porque las autoridades le habían obligado, según publicó la cadena estadounidense KTRE. Sostuvo que nada de lo que dijo era cierto, pero que la policía le había intimidado, y añadió que él jamás habría hecho daño a Mason.

Bobby Woods Jr. aseguró ante los miembros del jurado que su confesión era una mentira que había dicho porque la policía le intimidó. Y dijo que jamás le habría hecho daño al niño. Sin embargo, esto no convenció al tribunal, que le condenó a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. (Foto: Angelina County Jail)
Bobby Woods Jr. aseguró ante los miembros del jurado que su confesión era una mentira que había dicho porque la policía le intimidó. Y dijo que jamás le habría hecho daño al niño. Sin embargo, esto no convenció al tribunal, que le condenó a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. (Foto: Angelina County Jail)

Su discurso, sin embargo, no convenció a los miembros del jurado. Tampoco lo hizo la declaración de un testigo que habló el miércoles en la corte, y dijo que Cuttler pudo caer al estanque accidentalmente, ya que lo había visto hasta dos veces sin la supervisión de ningún adulto.

Finalmente, Bobby Woods Jr. fue condenado el viernes a pena capital por asesinato sin posibilidad de libertad condicional, por lo que pasará el resto de sus días en la cárcel. Su novia, Billie Jean, que es hermana del padre de Mason, ya se había declarado culpable de "conspiración para cometer asesinato" el pasado junio. Lo hizo a cambio de una pena de prisión de 20 años.