Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora. (Foto: Fox 5)
Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora. (Foto: Fox 5)

ADVERTENCIA: IMÁGENES SENSIBLES

Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora, después de ser operada de emergencia y permanecer internada por 12 días. La víctima desconoce dónde adquirió esta enfermedad que la dejó sin músculo y piel del pie izquierdo.

Guastucci notó un hematoma interno en su extremidad el pasado 4 de julio. No supo cómo surgió, pero el dolor y tamaño incrementaron en cuestión de dos minutos, por lo que fue al médico para recibir atención.

"El dolor era tan insoportable. En una escala del uno al 10, era un 11. Sentí como si alguien hubiera vertido ácido en mi pie", declaró a Fox 5.

Guastucci notó un hematoma interno en su extremidad el pasado 4 de julio. No supo cómo surgió, pero el dolor y tamaño incrementaron en cuestión de dos minutos. (Foto: Noelle Guastucci)
Guastucci notó un hematoma interno en su extremidad el pasado 4 de julio. No supo cómo surgió, pero el dolor y tamaño incrementaron en cuestión de dos minutos. (Foto: Noelle Guastucci)

Conforme el tiempo transcurrió, los huesos de Guastucci quedaron expuestos porque sus músculos y piel fueron consumidos por la infección.

"Me enfrentaba a una posible amputación. Me dijeron que si esperaba muchas horas, hasta la mañana siguiente desde la mitad de la noche, posiblemente hubiera perdido mi pierna", narró.

Los médicos del hospital Kaiser Permanente intervinieron para salvar a la madre de un niña con síndrome de Down.

Los familiares de la mujer infectada explicaron que Noelle fue operada por 14 especialistas que extirparon el tejido afectado. Además administraron un tratamiento de antibióticos por 12 días para controlar la infección y evitar que la bacteria carnívora se propagara, con lo que se logró prevenir la amputación o la muerte.

Conforme el tiempo transcurrió, los huesos de Guastucci quedaron expuestos porque sus músculos y piel fueron consumidos por la infección. (Foto: Noelle Guastucci)
Conforme el tiempo transcurrió, los huesos de Guastucci quedaron expuestos porque sus músculos y piel fueron consumidos por la infección. (Foto: Noelle Guastucci)

Ahora la mujer tendrá que someterse a una rehabilitación y a múltiples injertos de piel en los próximos meses.

Las heridas por fascitis necrotizante suelen propagarse rápidamente, por lo que la atención oportuna es primordial para salvar la vida de los pacientes que suelen contraerla a través de cortes, heridas o quemaduras que quedaron expuestas al agua de las playas o albercas.

El caso de Noelle Guastucci es aún un misterio porque ella no recuerda haber tenido heridas y mucho menos haber estado en contacto con el agua. Los médicos creen que su infección ocurrió por estreptococos, pero aún analizan el caso para determinar la causa.

"Volví sobre mis pasos y todavía es un misterio para el origen", detalló para Fox 5.

Los médicos del hospital Kaiser Permanente intervinieron para salvar a la madre de un niña con síndrome de Down. (Foto: Noelle Guastucci)
Los médicos del hospital Kaiser Permanente intervinieron para salvar a la madre de un niña con síndrome de Down. (Foto: Noelle Guastucci)

Noelle fue dada de alta el pasado miércoles, durante su cumpleaños, para pasar el día acompañada por su hija de 5 años, Grace, una niña con síndrome de Down.

La familia de la mujer abrió una recaudación de fondos en GoFundme, con lo que esperan pagar a la persona que se ha encargado de cuidar a la pequeña Grace durante el tiempo que su madre ha estado internada, así como a quien se encargará de ayudarle con las labores domésticas de su casa.

"Noelle también ha perdido todos los ingresos, ya que trabaja por cuenta propia y no puede trabajar en este momento. Cualquier contribución que pueda hacer será muy apreciada e irá directamente a ayudar a Noelle durante su tiempo de necesidad", se lee en la solicitud.

Noelle fue dada de alta el pasado miércoles, durante su cumpleaños, para pasar el día acompañada por su hija de 5 años, Grace, una niña con síndrome de Down. (Foto: Noelle Guastucci)
Noelle fue dada de alta el pasado miércoles, durante su cumpleaños, para pasar el día acompañada por su hija de 5 años, Grace, una niña con síndrome de Down. (Foto: Noelle Guastucci)

Noelle Guastucci es otra víctima de las bacterias carnívoras que en los últimos días han contraído la fascitis necrotizante.

La semana pasada se dio a conocer la muerte de un hombre que se infectó con una bacteria carnívora en las playas de Florida, en Estados Unidos.

Cheryl Bennett Wiygul relató el proceso que en 48 horas le arrebató la vida a su padre, quien enfrentaba un duro tratamiento contra el cáncer que lo aquejó durante los últimos meses de su vida.

Doce horas después de su estancia en la playa, su padre comenzó a sentirse mal. Tuvo fiebre, escalofríos, algunos calambres y comenzó a sentir dolores intensos en las piernas. Sus padres regresaron a Memphis después de visitarla en Florida.

Doce horas después de su estancia en la playa, su padre comenzó a sentirse mal. Tuvo fiebre, escalofríos, algunos calambres y comenzó a sentir dolores intensos en las piernas. (Foto: Facebook)
Doce horas después de su estancia en la playa, su padre comenzó a sentirse mal. Tuvo fiebre, escalofríos, algunos calambres y comenzó a sentir dolores intensos en las piernas. (Foto: Facebook)

"Algunas de las enfermeras (en Memphis) dijeron que nunca habían visto nada igual. A las 1 a.m. se convirtió en séptico y lo trasladaron a la UCI. Mi papá tenía un montón de problemas médicos, pero el corazón no era uno de ellos. Tuvieron que entubarlo. Dijeron que sus órganos estaban demasiado dañados y su sangre era demasiado ácida para mantener la vida. Se fue el domingo por la tarde. Menos de 48 horas después de salir del agua se siente genial, las bacterias lo habían destruido", escribió Cheryl con tristeza.

La fascitis necrosante puede ser causada por diferentes tipos de bacterias, como Strep o Vibrio vulnificus del Grupo A. Las bacterias, que a menudo se encuentran en el agua, entran al cuerpo a través de una herida abierta.
El Departamento de Salud de Florida explicó que están "tomando en serio este problema" y recomendó evitar pasar tiempo en jacuzzis, piscinas o en el mar si se tiene una herida abierta.

En este lugar ya se han reportado otros casos que han tenido un desenlace fatal.