En el video, los testigos gritaban de terror desde la orilla: "Oh dios mío", "Oh dios mío", se escucha chillar a algunos de ellos (Video: Facebook/@CodyVeronie)

"Ignoraron múltiples señales" de advertencia, y tomaron un giro equivocado.

Así fue como un grupo de seis personas que practicaban rafting a bordo de una balsa en el Parque Estatal Ohiopyle, en Pensilvania, se precipitó por una cascada de nueve metros de altura.

El accidente ocurrió este sábado sobre las 16:30 horas y fue captado en video por Cody Veronie, un testigo que más tarde compartió las imágenes en su cuenta de Facebook.

"Cinco o seis navegantes cayeron por la catarata. Esto no debería haber ocurrido y no era parte del viaje guiado. Nosotros vimos a todos ellos desaparecer y nos quedamos esperando para ver si salían todos", explicó el usuario en la descripción de la publicación.

El grupo no contrató los servicios de un guía o experto y tampoco respetó las indicaciones, dijeron las autoridades (Foto: captura de pantalla video Facebook/@CoddyVeronie)
El grupo no contrató los servicios de un guía o experto y tampoco respetó las indicaciones, dijeron las autoridades (Foto: captura de pantalla video Facebook/@CoddyVeronie)

Tal y como señaló Cody Veronie, la feroz cascada que engulló a los navegantes no formaba parte del recorrido. Las seis personas habían alquilado un equipo de rafting y se lanzaron al río Middle Youghiogheny sin el asesoramiento o las indicaciones de un guía.

Según indicaron las autoridades, durante el viaje cometieron un error y giraron en la dirección equivocada. Esto les llevó a un curso del río con un descenso mucho más peligroso. Los navegantes ignoraron, dijeron los oficiales, hasta tres señales de advertencia que urgían a los tripulantes a detener su viaje y regresar. En una de las indicaciones se leía: "Catarata más adelante".

En el video, que se volvió viral con más de 70.000 reproducciones, se escucha gritar de horror a los excursionistas que observaban desde la orilla cómo la balsa avanzaba sin control hacia el salto, sin que ninguna de las personas a bordo pudiera hacer nada por evitarlo. Todos cayeron y desaparecieron en la densa neblina que se levanta desde la cascada.

El equipo de rescate quería encontrar rápidamente a los navegantes, antes de que se precipitaran hacia el siguiente rápido, que no estaba muy lejos de allí (Foto: captura de pantalla video Facebook/ @CoddyVeronie)
El equipo de rescate quería encontrar rápidamente a los navegantes, antes de que se precipitaran hacia el siguiente rápido, que no estaba muy lejos de allí (Foto: captura de pantalla video Facebook/ @CoddyVeronie)

El accidente desencadenó un rescate de emergencias veloz por parte del equipo de operaciones del parque. Debido a los altos niveles del agua en los que se encontraba el río, temían que los navegantes fueran arrastrados rápidamente por la corriente.

"Queríamos encontrarles antes de que cayeran al siguiente rápido, porque no está demasiado lejos", dijo el jefe de operaciones del parque, Kenneth Bisbee.

Según explicó el rescatista en una entrevista para el diario británico Daily Mail, la excursión por el río Middle Youghiogheny suele completarse en unas cinco horas. Sin embargo, por el caudal anormal del agua durante este mes de julio el grupo se movió mucho más rápido y terminó el viaje en unas tres horas.

Aunque el río presenta habitualmente una profundidad de 0.60 metros, durante este mes de julio el nivel del agua ha sido muy alto, con niveles de 1.52 metros y corrientes mucho más fuertes (Foto: Instagram @juliajung1118)
Aunque el río presenta habitualmente una profundidad de 0.60 metros, durante este mes de julio el nivel del agua ha sido muy alto, con niveles de 1.52 metros y corrientes mucho más fuertes (Foto: Instagram @juliajung1118)

"Ellos en realidad ya habían finalizado el recorrido, pero creo que siguieron navegando porque el agua estaba muy alta", relató Kenneth Bisbee.

Mientras que usualmente el río tiene 2 pies de profundidad (0.60 metros), durante estas últimas semanas registró niveles de 5 pies (1.52 metros).

El operativo de rescate se completó en diez minutos, indicó Kenneth. Afortunadamente, todos los navegantes fueron rescatados y no sufrieron lesiones de gravedad.

"Los seis llevaban sus chalecos salvavidas puestos cuando cayeron por la catarata así que eso fue probablemente lo que los salvó y lo que permitió que sigan con nosotros a día de hoy", sentenció el agente.