La Iglesia Católica rechaza que se vulnere el secreto de confesión (AP)
La Iglesia Católica rechaza que se vulnere el secreto de confesión (AP)

El Comité de Apropiaciones del Senado de California, en Estados Unidos, aprobó el proyecto de ley SB 360, fuertemente rechazado por la Iglesia por imponer una vulneración al secreto de confesión.

El texto fue enmendado por los legisladores, pero persiste la negación del secreto de confesión para los sacerdotes y otros miembros de la Iglesia.

El "sigilo sacramental" o "secreto de arcano" es, en la Iglesia Católica, la obligación de no manifestar lo sabido por confesión sacramental. El derecho natural lo supone y es de derecho divino, sin que la Iglesia tenga facultad para dispensar de él, ni aún muerto el penitente.

Su inviolabilidad es tal que en ningún caso imaginable ni daño gravísimo que sobrevenga al confesor ni a toda la humanidad, podría infringirse, ni de palabra, ni por escrito, ni por señal, ni por reticencias.

Dicha obligación comprende, en primer término, al confesor y después a todos aquellos que de algún modo se enterasen de la confesión, lícita o ilícitamente, ya oyéndola, ya leyendo apuntes de los pecados en orden a la confesión, ya sirviendo de intérprete y, si son varios, no pueden hablar de ello entre sí.

Manifestantes contra los abusos en el clero
Manifestantes contra los abusos en el clero

El Arzobispo de Los Ángeles, Monseñor José Gomez, advirtió que pese a la enmienda realizada al proyecto, éste aún atenta contra el secreto de confesión al que están obligados todos los sacerdotes.

El proyecto de ley originalmente buscaba exigir que los sacerdotes de California violaran el sello de confesión en cualquier momento en que obtuvieran conocimiento o sospecha de abusos infantiles, al escuchar la confesión de cualquier penitente.

Aunque el texto fue modificado por el comité de asignaciones del Senado el pasado 16 de mayo, este aún requeriría que los sacerdotes informen a la policía sobre el conocimiento o la sospecha de abuso infantil obtenida en la confesión de otro presbítero o compañero de trabajo.

De acuerdo a ACI Prensa, en una declaración emitida este lunes, Monseñor Gomez indicó que estudió los cambios realizados y, aunque se ha escuchado la voz de los católicos de que "la confesión es un espacio sagrado", la enmienda "todavía niega la santidad de la confesión a todos los sacerdotes del estado y a miles de católicos que trabajan con sacerdotes en parroquias y otras agencias de la Iglesia y ministerios".

Monseñor José Gomez
Monseñor José Gomez

La enmienda hecha al proyecto 360 "sigue siendo una violación inaceptable de nuestras libertades religiosas que no hará nada para proteger a los niños", indicó Gomez.

En ese sentido, tras recordar que la confesión es "un diálogo íntimo entre el creyente y el Dios vivo", el Arzobispo de Los Ángeles advirtió que "ningún gobierno, por cualquier razón, debe violar la privacidad y confidencialidad de esa conversación sagrada".

Y, por último, manifestó: "Como comunidad católica, continuamos trabajando con los legisladores para un proyecto de ley que realmente promueva nuestros objetivos compartidos de combatir el flagelo del abuso sexual infantil en nuestra sociedad".

Son materia directa del sigilo los pecados mortales en general y, en particular, los veniales (pues, en general, no hay hombre que no los tenga y, por tanto, no son materia de sigilo), su objeto, cómplices y circunstancias.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: