(EFE)
(EFE)

Un hombre que se presentó en Mar-a-Lago, el club que el presidente Donald Trump posee en Florida, y dijo al Servicio Secreto que quería hablar con el mandatario fue arrestado, tras negarse a salir, por el delito menor de entrar sin autorización, informaron hoy medios locales.

Brian Carsello Whitehurst (Palm Beach County Sheriff’s Office)
Brian Carsello Whitehurst (Palm Beach County Sheriff’s Office)

El suceso se produjo el domingo pasado, cuando Brian Whitehurst, de 30 años y residente en la localidad floridana de Lake Wales, condujo su auto hasta la entrada del complejo de Mar-a-Lago y dijo a un agente del Servicio Secreto que tenía que hablar con Trump sobre sus 6,3 trillones de dólares.

(Reuters)
(Reuters)

Whitehurst dijo además al agente que tenía una reserva de habitación en el hotel, recogió el canal Local 10 News.

Pero al comprobar el servicio de vigilancia que no había ninguna reserva a nombre de Whitehurst, le indicaron que debía abandonar las instalaciones del club, a lo que el hombre se negó, por lo que fue arrestado.

Whitehurst fue detenido por un delito menor y puesto poco después en libertad, aunque deberá comparecer el próximo 22 de enero en un tribunal de Palm Beach.

Trump tenía previsto pasar las Navidades en su club de Mar-a-Lago, pero decidió suspender su viaje tras el cierre parcial de la Administración, que lleva trece días paralizada y afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

Con información de EFE