Aunque aseguraba que podía curar la homosexualidad, él vivía en la incongruencia. (Foto: Manhunt)
Aunque aseguraba que podía curar la homosexualidad, él vivía en la incongruencia. (Foto: Manhunt)

El director de la clínica de servicios psicológicos Horizon en Miami, Florida, Norman Goldwasser, ofrecía terapias para "curar" la homosexualidad, mientras en privado buscaba sexo con otros hombres.

Bajo el pseudónimo de "hotnhairy72" (caliente y velludo 72), el terapeuta subía fotos completamente desnudo en una aplicación de citas exclusiva para hombres homosexuales.

Entre los intereses que presumía en las aplicaciones se encontraba "besar", "citas", "hombres casados" y "masajes", así como una serie de actividades sexuales explícitas.

Norman se dedicaba a "convertir" a homosexuales en heterosexuales, pero nunca imaginó que uno de sus pacientes lo reconocería en una aplicación gracias a sus fotos con desnudos frontales.

El terapeuta compartía imágenes de su cuerpo desnudo para atraer a hombres sin importar que fueran casados. (Foto: Manhunt)
El terapeuta compartía imágenes de su cuerpo desnudo para atraer a hombres sin importar que fueran casados. (Foto: Manhunt)

El paciente contactó a una organización a favor de la comunidad LGBT (lésbico, gay, bisexual, transgénero), quienes crearon un plan para encontrar al terapeuta a través de una cuenta falsa.

Bajo el nombre de "Brandon" convencieron al director de la clínica para encontrarse en la habitación de un motel. Ahí, el fundador de la organización (Truth Wins Out) confrontó a Goldwasser, quien hasta verse acorralado aceptó su responsabilidad y rogó para que no lo delataran.

Cuando la noticia se dio a conocer, Norman emitió un comunicado donde expresó lo doloroso que fue enfrentarse a la verdad, por lo que buscaría "ayuda" para sí mismo.

“No hay justificación para mi comportamiento y lamento profundamente el dolor que causé a la gente con mi vida personal”.

"Se ha dicho que a pesar de que he ayudado a mucha gente que ha sufrido los efectos del abuso sexual infantil y la adicción al sexo, obviamente no pude ayudarme a mí mismo".

La organización Truth wins out acusó a Goldwasser de cometer fraude a sus pacientes al afectar su salud mental con sus "terapias de conversión".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: