Protestas contra los oleoductos Keystone XL y Dakota Access. (AFP)
Protestas contra los oleoductos Keystone XL y Dakota Access. (AFP)

Un juez federal de Estados Unidos detuvo el jueves la construcción del oleoducto Keystone XL, al estimar que la administración del presidente Donald Trump no había sabido explicar de manera adecuada por qué había levantado la prohibición del proyecto impuesta por su predecesor Barack Obama.

El fallo del juez de Montana Brian Morris sobre este oleoducto que pretendía unir la provincia canadiense de Alberta con las refinerías del Golfo de México es un revés para Trump y la industria petrolera y una importante victoria para los defensores del medio ambiente.

Protestas de ambientalistas contra el oleoducto Keystone (AFP)
Protestas de ambientalistas contra el oleoducto Keystone (AFP)

Trump había autorizado la construcción del polémico oleoducto poco después de su llegada a la Casa Blanca, alegando que crearía puestos de trabajo y estimularía el desarrollo de la infraestructura.

La administración Trump anuló así la decisión tomada por Obama en 2015, que denegó el permiso al oleoducto esencialmente por razones medioambientales.

El fallo del jueves es temporal y requiere que el gobierno estudie más en profundidad cómo afectará el proyecto al medioambiente, a los recursos culturales y a la fauna.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: