Todo sucedió muy rápido. El entrenador Julen Lopetegui fue despedido de la selección de España y horas más tarde emprendió su viaje de regreso a su país, donde seguramente sea presentado como nuevo DT del Real Madrid. En el aeropuerto de Krasnodar atinó a decir que estaba "muy triste" pero le deseo mejor a su ex equipo en la Copa del Mundo.

Según imágenes difundidas por MARCA, y la información de dicho periódico, Lopetegui abandonó la concentración del combinado nacional español poco después de las 17:00 horas de Rusia.

Luego de una reunión con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y luego puso sus valijas en camioneta blanca. Se despidió de los miembros de seguridad, del jefe de prensa y de los utileros antes de subir al vehículo junto a Pablo Sanz, su asistente, Óscar Caro, su preparador físico, y el psicólogo Juan Carlos Álvarez Campillo. No tenía intención de marcharse de la selección español pero la decisión de Rubiales fue irrefutable.

"Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos. Tenemos un equipo magnífico y ojalá ganemos el Mundial", dijo a su llegada al aeropuerto con rostro serio y gafas de sol. Accedió a la terminal para se subió el primer vuelo a Moscú, donde hará escala antes de volar a Madrid.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: