Neymar sigue en un limbo. Él no quiere seguir en el París Saint-Germain (PSG), club que se niega a venderlo sin recuperar la fortuna que invirtió, y ningún equipo puede pagar su traspaso. Mientras tanto, los seguidores del cuadro francés se expresan día a día en contra del brasileño, quien padece las consecuencia de su decisión.

Los fans parisinos que se ilusionaron con su compra hace dos años, ahora se sienten destratados por el ex Barcelona, quien hace meses que fuerza su salida y que futbolísticamente no pudo alcanzar su mejor nivel en el PSG. Luego de que miles de aficionados se manifestasen en el Parque de los Prínicpes, ahora fue un trabajador quien cruzó al brasileño.

"Neymar pesetero", se oyó en la puerta de las instalaciones del club francés cuando el delantero salía del lugar tras la práctica de este miércoles. El grito, que se escuchó varias veces, provenía desde la garganta de un obrero que estaba trabajando a unos metros de allí y fue captado por las cámaras de un programa deportivo español.

El futbolista surgido del Santos de Brasil se hizo el desentendido y, tras saludar a alguno de los empleados que estaban allí, se subió a una lujosa camioneta y se marchó.

Neymar quiere volver al Barcelona, pero los clubes no han llegado a un acuerdo
Neymar quiere volver al Barcelona, pero los clubes no han llegado a un acuerdo

El hecho toma transcendencia en un contexto de incertidumbre en el que nadie sabe qué ocurrirá con Neymar. La dirigencia del PSG ya rechazó dos ofertas del Barcelona, una de fichaje y otra de cesión, y parece haber descartado el austero interés del Real Madrid. Mientras tanto, el delantero sigue entrenando junto a sus compañeros, aunque aún no ha sido convocado para ninguno de los compromisos del equipo.

En el debut del PSG por la Ligue 1, 3-0 ante el Nimes, miles de aficionados cantaron contra su ex figura y lo tildaron de "hijo de p…". Además, decenas de personas llevaron pancartas pidiendo su salida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: