El Manchester City se vio obligado a conformarse con un empate 2-2 contra el Tottenham después de que el VAR le negó a los campeones de la Premier League un gol dramático en el último minuto.

El equipo de Pep Guardiola no pudo ganar por primera vez en 16 partidos de la Premier League que se remontan a la temporada pasada tras un controvertido final en el estadio Etihad.

Los locales pensaron que habían conseguido los tres puntos cuando Gabriel Jesús convirtió en el tiempo de adición, pero sus celebraciones se redujeron cuando una revisión del VAR mostró que Aymeric Laporte había golpeado la pelota con el brazo.

REUTERS/Phil Noble
REUTERS/Phil Noble

El City se puso al frente en el marcador a los 20 minutos cuando Sterling se encontró con el pase sublime de Kevin De Bruyne al poste lejano. El extremo disparó cruzado y Hugo Lloris no pudo hacer nada para lo que fue el cuarto gol del inglés en la temporada.

Pero el Tottenham le devolvió el golpe dentro de los tres minutos siguientes cuando Erik Lamela venció al arquero brasileño Ederson, que reaccionaba lentamente, desde el borde del área. La ventaja del City se restableció en el minuto 35 cuando Sergio Agüero disparó tras otra asistencia de De Bruyne.

El Manchester City salió decidido a ampliar la ventaja en la segunda mitad. En 10 minutos, el "Kun" Aguero, Kevin De Bruyne y Rahim Sterling tuvieron sus respectivas oportunidades para hacerlo, sin embargo, Hugo Lloris respondió en todo momento.

Cuando parecía que los locales iban a por el tercero, apareció Lucas Moura para darle la igualdad al Tottenham con un remate de cabeza producto de un tiro de esquina.

Oli SCARFF / AFP
Oli SCARFF / AFP

Antes del cierre del partido, el delantero argentino y el entrenador español protagonizaron una discusión que recorrió el mundo.

Pasada la hora de partido, Guardiola decidió dar entrada al campo al brasileño Gabriel Jesús en el lugar de Agüero, autor del segundo tanto de su equipo, que se mostró contrariado por la sustitución.

Guardiola fue al encuentro de su jugador, le dijo algo y Agüero respondió. Se encararon, intercambiaron palabras y tuvo que intervenir el asistente técnico Mikel Arteta, que apartó al entrenador mientras el futbolista subió al banquillo con el resto de suplentes. Minutos después, con el balón ya en juego, Guardiola se dirigió a su futbolista de nuevo para hacerle más indicaciones.

Formaciones

Árbitro: Michael Oliver

Estadio: Etihad Stadium