Drenthe jugó 59 partidos en el Real Madrid y marcó cuatro goles (Getty Images)
Drenthe jugó 59 partidos en el Real Madrid y marcó cuatro goles (Getty Images)

Para la temporada 2007/08 el Real Madrid anunció el fichaje de Royston Drenthe, quien en ese entonces era el lateral izquierdo más codiciado del mercado, habiendo jugado apenas 24 partidos en el Feyenoord Rotterdam de la Eredivise. De esa manera, el holandés dio un paso tan grande en su carrera, que ni siquiera él pudo controlar.

A casi 12 años de aquella transferencia, el futbolista brindó una entrevista a la revista británica ForForTwo en donde recordó aquella etapa y reveló algunos detalles sobre su estadía en uno de los clubes más poderosos del planeta. Además, hizo un repaso por su carrera, la cual incluyó equipos como el Everton, el Reading y el Hércules.

Drenthe reconoció que nunca fue un jugador de perfil bajo. Entre sus locuras se destaca la organización de torneos de póquer con varios ex compañeros y la creación de su sello discográfico, Dug-Out Records, con el que lanzará su segundo álbum en 2018.

El defensor admitió durante la charla haberse gastado gran parte la fortuna que supo tener: "Tenía dinero pero no me interesé en invertirlo yo mismo. Sin pensarlo dos veces, firmé los documentos que me entregaron mis agentes. Era demasiado joven para esas cosas".

En 2010 Drenthe empezó a ser cedido a otros clubes y perdió su lugar en el Real Madrid (Getty)
En 2010 Drenthe empezó a ser cedido a otros clubes y perdió su lugar en el Real Madrid (Getty)

Además, reveló que en el Hércules, en el Kayseri Erciyesspor de  Turquía y en el Baniyas de Emiratos Árabes Unidos (EAU) nunca cumplieron con los pagos del dinero que le habían prometido y actualmente sigue en juicio. "Una vez, vinieron a mí y me dijeron: 'Está bien, te daremos esta parte, pero no le digas a los otros jugadores porque todavía no les pagaremos'", y agregó: "Una y otra vez, me sucedía lo mismo en diferentes clubes. No piensan en los jugadores, sino sólo en ellos mismos".

Actualmente, Drenthe viste la camiseta del Sparta Rotterdam y su objetivo es ascender al equipo a la Eredivise. Tras culminar segundos en la tabla de posiciones, deben ahora enfrentar os playoffs por el segundo boleto a la primera división del fútbol holandés.

Drenthe pasó dos años retirado entre 2016 y 2018, hasta que llegó al Sparta Rotterdam el año pasado(Getty)
Drenthe pasó dos años retirado entre 2016 y 2018, hasta que llegó al Sparta Rotterdam el año pasado(Getty)

Sus mejores frases:

"Me querían 16 equipos. Hablé con Joan Laporta, presidente del Barcelona, y también con Pedja Mijatovic, director deportivo del Real Madrid. Sentía que me estaba viendo con la persona de mayor rango de cada club. Casi todos me ofrecían más o menos las mismas condiciones, pero cuando oí que me quería el Madrid, todo quedó decidido".

"En ese momento la elección se sentía como una simple. Todo cambia; Tengo 31 años ahora, y cuando firmé para Real tenía 20 años. No puedes compararme con la persona que era en ese momento. Yo era un niño pequeño entonces. Ahora mismo soy padre de seis hijos"

"Enseguida me sentí como en casa, me dieron una cálida bienvenida. Guti se portó muy bien conmigo y él era una leyenda en el Madrid. Hice buenas migas con Robinho en cuanto llegué. A veces iba a su casa, había reconvertido el sótano en una mini discoteca".

"Era fantástico, teníamos jugadores de gran nivel como Van Nistelrooy, Raúl o Guti y buenos jóvenes como Higuaín, Marcelo o yo. Funcionó al momento. En esa situación, el técnico no tiene mucho que hacer".

"En la temporada 2009-10 sentía que me podía comer a cualquier rival, creía que iba a jugar todos los partidos, pero el cuerpo directivo decidió que también tenía que jugar Marcelo, no había motivo para sacarme del equipo. Valdano probablemente tenía más esperanzas en Marcelo".

"Mourinho me dijo que me iba a dar minutos, pero luego dijo que Valdano había decidido que me tenía que ir cedido. La decisión estaba tomada y tenía que irme".

El día que llegó tarde a una concentración en el Everton: "Estaba esperando fuera de la habitación. Probablemente debería haber caminado en silencio y tomar asiento. Cuando entré después, Moyes (el entrenador) me dijo que me fuera. Debería haberlo aceptado, pero dije: '¿Qué quieres decir con, vete al demonio, hermano?   Usted váyase al diablo'. Y luego me fui a Holanda y no volví ".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: