Iker Casillas sigue en observación en el hospital de Oporto (Reuters)
Iker Casillas sigue en observación en el hospital de Oporto (Reuters)

Este miércoles el arquero Iker Casillas tuvo que ser internado de urgencia en el Hospita CUF de Oporto tras haber sufrido un infarto durante un entrenamiento con el Porto FC, club en el que juega actualmente.

Según expresó el propio futbolista y el club, se encuentra fuera de peligro y estará en observación al menos hasta mañana, para que los médicos puedan seguir de cerca su evolución. Hasta hoy ya fue visitado por algunos amigos y por su esposa, Sara Carbonero quien viajó de urgencia hasta la ciudad portuguesa.

"Afortunadamente todo ha quedado en un susto. Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño y preocupación", escribió la periodista que comenzó su relación con Iker en febrero de 2010 e hicieron mediático su noviazgo con un beso ante las cámaras en el Mundial de Sudáfrica.

Ahora que su condición es buena, algunos de sus compañeros dieron detalles a la prensa portuguesa de cómo fue el instante en el que Casillas se descompensó.

El mensaje de Casilllas a través de Twitter
El mensaje de Casilllas a través de Twitter

"Fue repentino, estábamos entrenando normalmente y comenzó a sentir un dolor fuerte. Al principio no pensé que era tan grave, pensé que se había golpeado o algo así, pero fue un gran susto", contó el brasileño Felipe, en diálogo con A Bola.

El defensor explicó además por qué el plantel no lo irá a visitar al hospital: "Necesita descanso, vamos a respetar y darles eso para que pueda estar tranquilo. Cuando esté todo bien vamos a hacerle una visita".

Por su parte, el agente de Casillas, Carlo Cutropia, dialogó con el programa Partidazo de COPE y reveló: "En medio del entrenamiento el Iker empezó a sentirse mal, empezó a dolerle el pecho, la boca y los brazos, no tenía noción de que estaba teniendo un infarto, sólo le dijeron después", y agregó: "Nunca había tenido ningún síntoma y no se quedará con secuelas".

"El Iker tuvo toda la suerte del mundo de que esto sucedió en el entrenamiento, con los médicos del FC Porto presentes, si hubiera ocurrido en casa, las consecuencias habrían sido imprevisibles, esto es más importante que ganar un Mundial. de su vida, hoy el Iker hizo la defensa de su vida, la más importante defensa de su vida", declaró el empresario.

Además, Diego Leite, otro de los integrantes del plantel, describió cómo se sintió el equipo al ver que se llevaban a su compañero en ambulancia: "Fue un shock, no sabíamos lo que era y estaban preocupados".

Casillas defiende el arco del Porto desde la temporada 2015/16, tras más de 15 años en el Real Madrid (Reuters)
Casillas defiende el arco del Porto desde la temporada 2015/16, tras más de 15 años en el Real Madrid (Reuters)

El Porto FC emitió un comunicado de cómo fue el trabajo en coordinado entre el club y el hospital: "Por suerte, fue diagnosticado rápidamente y los procedimientos salieron bien. En el Olival (Centro de Entrenamiento y Formación Deportiva), pedimos tener un equipo en alerta, desde el momento en que sospechamos que pudiéramos estar ante esta situación clínica. Nos pusieron un equipo de prevención para que apenas Iker llegase al hospital, pudiera ser diagnosticado, como fue, e intervenido.  Inmediatamente después de haber hecho el diagnóstico, pudimos actuar rápidamente en términos de hemodinámica. Se le hizo un cateterismo, los colegas de cardiología que actuaron en el Hospital de la CUF fueron muy eficaces en la respuesta que dieron, en particular el colega que hizo el cateterismo. La situación se resolvió a la hora, sin que él se quedara con cualquier tipo de secuela".

Por estas horas la principal preocupación es por el futuro de Casillas en el fútbol. Con 37 años no es descabellado que el ex futbolista del Real Madrid anuncie su retiro, pero tras lo sucedido tal vez quiera revancha.

"Es demasiado pronto para pronunciarnos sobre su futuro. Va a depender de muchos factores, de la medicación que precise, de su evaluación, no solo en situación de reposo, sino con estrés y el ejercicio físico que le exige su carrera, y de la voluntad que él mismo tenga de seguir", explicó el médico del Porto, Nelson Pulga, en diálogo con El País de España.

Desde el club, aseguraron a través de un comunicado que creen que no tendrá secuelas y que acompañarán al futbolista en todo lo que necesite. Sin embargo, reconocieron que su continuidad depende del propio Casillas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: