Despidieron a la mascota de un club


“Sobre el episodio que ocurrió ayer por la tarde, que involucra a Vitória Calhau, el Atlético lamenta y repudia el comportamiento del empleado que fue removido de su cargo. Nos disculpamos con la atleta, los jugadores y todos los fanáticos por el desafortunado acto”, fue el comunicado oficial que publicó el club brasileño después de ver la actuación del “Galo Doido” durante la presentación de Diego Tardelli.

El Mineirao apareció cubierto de gente que se hizo presente para recibir a su nuevo fichaje. El brasileño, que pasó por el Betis y el PSV, compartió el campo con varias jugadoras del equipo femenino del club, al igual que con la mascota oficial.

En las imágenes se pudo ver el momento en el que la persona disfrazada de gallo comienza a caminar entre los deportistas.

En primera instancia, el “Galo Dodio” agarró a una de las jugadoras, simuló darle un beso en la mano y le hizo una seña haciendo referencia a que después la iba a llamar. Posteriormente se paró en frente de Vitoria Calhau y la hizo dar una vuelta en el lugar.

Cuando iba por la mitad del giro, la mascota mineira bajó la mirada hacia la cintura, se volvió hacia el público y comenzó a frotarse las manos de forma muy vulgar. Posteriormente, en lo que simulaba ser una vuelta olímpica con el nuevo refuerzo y las futbolistas, el “Galo Doido” continuó cosificando a la atleta.

En esa escena, aparecía abrazado a Calhau mirando a los fanáticos e invitándolos a que miraran. Al mismo tiempo, volvió a darle una vuelta para exponerla ante los aficionados antes de continuar su camino hasta la mitad de cancha.

La actuación de la mascota del equipo Albinegro despertó muchas críticas a través de las redes sociales: “El que maneja un buen nivel de deconstrucción es la mascota de Atlético Mineiro”, ironizó un usuario, “Una vergüenza”, contestó otro. “Una verdadera bofetada en la cara de cualquiera que encuentre tal comportamiento ‘normal’”, aseguró un tercero.

Sin embargo, algunos optaron por defender a la persona vestida de mascota después de enterarse por la página oficial del club que había perdido el trabajo: “¡Educar es mas correctivo q condenar!”, “Llama al tipo, guíalo, muéstrale dónde se equivocó y discúlpate con el atleta” o que “el club guíe al chico, aprenderá... no solo como mascota sino que aprenderá a mejorar como persona”, fueron alguno de ellos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: