Roger Federer comenzó con el pie derecho su incursión por el Abierto de Australia. En el primer Grand Slam del año, el suizo se impuso con holgura frente al estadounidense Steve Johnson con un cómodo 6-3, 6-2 y 6-2.

Sin embargo, lo más llamativo en la Leyenda fue la actitud distendida que mostró antes de su compromiso frente al singlista de California. En los pasillos del Melbourne Park se registraron las imágenes en donde se lo observa a la figura de Basilea improvisando bromas y juegos de la tradicional escondida.

Primero fue detrás de una puerta. Luego, entre las plantas. Más tarde detrás de un par de columnas… Donde sea que Roger se escondía, siempre era descubierto por Daniel Troxler, su fisioterapeuta, quien recibía en tono juguetón los ataques del mejor tenista de la historia.

El suizo y su médico continuaron con la dinámica hasta llegar al vestuario, donde se preparó para dominar con claridad un debut prometedor.

Federer, quien advirtió en una rueda de prensa que su preparación había sido atípica y que sus expectativas eran bastante bajas para este año, no le dio posibilidades a un Steve Johnson que venía de proclamarse finalista en el torneo de Bendigo.

El suizo, quien podría igualar al serbio Novak Djokovic (2) con siete títulos en Melbourne Park, se llevó la victoria casi sin transpirar al sellar un claro 6-3, 6-2 y 6-2 a su favor. “Me sentí muy bien. Entrené muy duro, como siempre lo hago, y afortunadamente no tuve ninguna lesión ni problemas”, dijo Federer, de 38 años, luego de su presentación.

Por su parte, el español y número uno mundial Rafael Nadal se entrenó durante la mañana en una de las pistas exteriores, antes de que arrancara la intensa lluvia, donde compartió pista con los miembros de su equipo Carlos Moyá y Bartolomeu Salvá, a falta de un día de su debut en el Abierto de Australia ante el boliviano Hugo Dellien.

El mallorquín, quien buscará igualar con veinte coronas de Grand Slam al suizo Roger Federer (20), nunca se enfrentó anteriormente a su primer contrincante, aunque comentó en rueda de prensa que él “sólo está centrado en su juego”.

El entrenamiento no estuvo falto de intensidad y se alargó hasta la hora y media de duración: desde las 12:00 hasta las 13:30. El partido Nadal-Dellien está previsto en el tercer turno de la mañana de este martes en la pista central Rod Laver Arena.

Más sobre este tema