(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El Tottenham Hotspur de José Mourinho se marchó a última hora con los tres puntos de la casa del Wolverhampton Wanderers, del mexicano Raúl Jiménez, que jugó todo el partido pero no marcó (1-2).

El conjunto del técnico portugués se adelantó muy pronto, a los ocho minutos, gracias a un tanto del brasileño Lucas Moura, pero el Wolverhamton no cejó en su empeño y logró nivelar la contienda en la segunda parte.

El español Adamá Traoré, con un fuerte disparo, superó al argentino Paulo Gazzaniga en el minuto 67, pero los de Mourinho lograron hacerse con el triunfo en el minuto 91. Ya en el descuento, el belga Jan Vertonghen cabeceó libre de marca un córner puesto por Christian Eriksen, que una vez más comenzó el partido desde el banquillo.

La mala defensa le costó a los ‘Lobos’ la derrota en la Premier, después de haber sellado el pasado jueves su pase a los dieciseisavos de final de la Liga Europa como segundos de grupo.

El Tottenham, por otra parte, se lame las heridas de la derrota en ‘Champions League’ ante el Bayern de Múnich. Los ‘Spurs’ suben hasta la quinta posición de la tabla, que da acceso a Europa League, con 26 puntos, uno más que el Manchester United y a tres de distancia del Chelsea.

Los Wolves pierden algo de comba en la pelea por los puestos europeos y son octavos, con 24 puntos.

Los inicios de Raúl Jiménez

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Raúl Alonso Jiménez Rodríguez, conocido mejor como solo Raúl Jiménez, es un jugador mexicano que ha vestido las camisetas de equipos como el Club América, el Atlético de Madrid, el S. L. Benfica y el Wolverhampton Wanderers F. C.

Nació el 5 de mayo de 1991 en Tepeji del Río, en el estado de Hidalgo. Sus inicios futbolísticos atraviesan la categoría sub-20 del las Águilas del América, en donde su desempeño fue tal que el director técnico de aquel entonces, Alfredo Tena, lo alineó en el once inicial de un partido contra Monarcas Morelia.

Su primer gol sucedería en un partido contra los Xolos de Tijuana. Más tarde jugaría en los Juegos Olímpicos de Londres del 2012 con la selección mexicana. Para el torneo del año siguiente consiguió anotar su primer doblete en un partido ante el Atlante y su segundo durante el “Clásico de clásicos” contra el Chivas (Club Deportivo Guadalajara). Así, acabó con ocho anotaciones la fase regular del torneo, siendo el goleador máximo del fútbol mexicano.

Tras sus notables participaciones en el América, y luego de ser convocado para la selección nacional mexicana para la Copa del Mundo Brasil 2014 (donde México llegó a octavos de final), se rumoraba que Raúl Jiménez podría salir para el equipo portugués Fútbol Club Oporto. No obstante, luego de coronarse como campeón con el América en el Torneo de Apertura 2014, donde tuvo un desempeño de cuatro anotaciones en cuatro partidos, Raúl Jiménez firmó un contrato ese mismo año con el equipo español Atlético de Madrid, el cual pagó una suma de 10 millones y medio de euros por el fichaje.

Para el 2015, el jugador fue fichado por el equipo portugués S. L. Benfica, el cual llegó a pagar 9 millones de euros a cambio de un contrato por cinco años y la mitad de los derechos de Raúl Jiménez. Más tarde participaría en la Liga de Campeones de la UEFA, donde debutaría con un doblete en un partido contra el FC Astana. Después marcaría otra anotación durante los cuartos de final de la UEFA Champions League.

El Benfica le compró definitivamente al Atlético de Madrid a Raúl Jiménez por una suma de 22 millones de euros, que ese momento llegó a ser la transacción más cara realizada por un jugador mexicano. En la temporada siguiente logró una buena actuación, alzándose como campeón con su equipo en la Primeira Liga portuguesa.

Para el 2018 se anunció que Raúl Jiménez sería cedido al Wolverhampton durante una temporada completa.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: