Fabio Macellari jugó una temporada en el Inter (Reuters)
Fabio Macellari jugó una temporada en el Inter (Reuters)

La vida de los futbolistas de élite está rodeada de lujos. Sin embargo, la mayoría de los jugadores están obligados a administrar sus ganancias teniendo en cuenta que, pasada cierta edad, son muy pocos los que continúan ligados al mundo futbolístico, ya sea con cargos dirigenciales, entrenando equipos, u otras tareas tras el retiro.

Mientras que los conservadores optan por invertir su dinero para generar más rédito económico después de su despedida de los terrenos de juego, otros deciden vivir una vida plagada de excentricidades sin importar cuál será el mañana, uno de los casos más recientes fue el que dio a conocer el ex defensor del Inter Fabio Macellari.

El italiano le concedió una entrevista al programa televisivo Live-Non è la D’Urso en el que habló desde su nuevo lugar de trabajo: una panadería a las afueras de Italia. “Me divertí tanto que una persona normal necesitaría cuatro vidas para divertirse como lo hice en esos años”, recordó.

El ex futbolista de 45 años llegó al Inter en el año 2000 y fue parte de un equipo repleto de figuras con Ronaldo a la cabeza (Javier Zanetti, Laurent Blanc, Clarence Seedorf y Andrea Pirlo, entre otros). El club pagó más de 7 millones de euros por su transferencia tras su actuación en el Cagliari y fue allí, con 26 años, en donde pegó un gran salto económico.

Sin embargo, reveló: “En un momento tiré todo a la basura. Dinero y carrera con ciertas actitudes. Si pudiera volver el tiempo atrás, las cambiaría”.

 Macellari se retiró en 2010, tras naufragar en el ascenso de Italia (Reuters)
Macellari se retiró en 2010, tras naufragar en el ascenso de Italia (Reuters)

Tras salir del Neroazurri, un año después, pasó por el Bologna y regresó al Cagliari (de donde había sido vendido) antes de caer en equipos del ascenso de Italia. Pero ya era tarde, la fortuna que pudo hacer en su paso por la Serie A, la había desperdiciado en drogas, alcohol y noches con amigos: “Salía con mis amigos, pasaba la noche afuera, volvía por la mañana y llegaba tarde al entrenamiento. Pasar a las drogas fue de un momento a otro”.

Los problemas con las drogas se hicieron cada vez más fuertes, pero afortunadamente sus familiares estuvieron para contenerlo: “Con el apoyo de mi familia salí de allí. Ahora trabajo en la panadería y voy con el tractor a cortar madera”, detalló.

Además, admitió que la falta de consciencia le jugó en su contra: “Cuando eres joven, no te das cuenta de lo afortunado que eres porque hay mucha ganancia (...) La buena vida que veo que hacen los influencers hoy, es la que hice yo. Siempre ofrecía en la discoteca, siempre gastaba para otros. Pero cuando dejas de jugar, el dinero no alcanza para mantener ese estilo de vida”, remarcó.

“Luego usé drogas y la droga conduce a esto. Lamentablemente me golpeé la cabeza pero tuve el apoyo de mi familia y comencé a trabajar nuevamente. O haces eso o mueres”, consideró Macellari, quien hoy está divorciado y con un hijo.

El ex futbolista, que vive en su granja en la ciudad de Bobbio, Piacenza (norte de Italia), contó qué hace actualmente: “Soy panadero y leñador. La panadería no es mía, trabajo allí cuando están mis amigos. No puedo quedarme quieto: si no estoy en la panadería, estoy en el tractor en las montañas cortando madera”.

Finalmente reconoció que no pierde las esperanzas de volver a estar ligado al fútbol italiano: “Me gustaría trabajar en la Serie A. Me gustaría trabajar con gente así para transmitir todo lo que experimenté. Dado mi pasado y los errores que cometí, es difícil de esperar, pero tengo la conciencia tranquila y tengo otra vida hoy. Espero que alguien vuelva a confiar en mí”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: