Finalmente fue victoria por decisión unánime de Anthony Joshua sobre Andy Ruiz en el Diriyah Arena de Arabia Saudita. El británico, que recuperó los títulos al imponerse por 119-109, 118-110 y 118-110, realizó una pelea estratégica que pudo haber acabado con un nocaut a 2 minutos del final del último round.

Sin embargo, y pese a no poder sacar a relucir su estilo, el mexicano logró resistir. Muestra de ello fue lo que ocurrió sobre la última campanada, en donde pudo soportar un derechazo del rival que le dobló la cabeza.

No era el momento de caer, se sacudió y, aunque aturdido, continuó de pie durante los minutos que restaban para el final del combate. La táctica del de Watford lo benefició, ya que disparó con el recto y volvió a tomar distancia para seguir con su plan.

Ruiz resistió los golpes de Joshua - Reuters/Andrew Couldridge
Ruiz resistió los golpes de Joshua - Reuters/Andrew Couldridge

El pleito comenzó con precauciones por parte de ambos púgiles. Como estaba previsto Joshua intentó alejar al mexicano con su ‘jab’ hasta que en los segundos finales conectó una derecha que hirió al rival en la ceja izquierda.

Ruiz no se vio cómodo en el segundo en el que el británico mantuvo la iniciativa, a veces bajó la guardia y de repente lanzó zarpazos casi felinos ante un contrario con poca movilidad. El tercero transcurrió de acuerdo al mismo guió aunque con menos golpes.

Joshua mantuvo el dominio en el cuarto en el que por fin Andy reaccionó y logró una buena combinación de izquierda-derecha en los últimos segundos, aunque sin causar daño al gigante europeo.

Joshua se impuso en las tarjetas - Reuters/Andrew Couldridge
Joshua se impuso en las tarjetas - Reuters/Andrew Couldridge

Aunque comenzó conservador el quinto asalto, otra vez Joshua impuso condiciones con su largo brazo zurdo; un golpe de derecha y un remate con su ‘jab’ en el último minuto mantuvo la el pleito por los mismos caminos.

La segunda mitad del combate empezó con un Joshua con cómoda ventaja en las tarjetas y un Ruiz obligado a forzar las acciones después de una pobre demostración, lo cual ni siquiera intentó.

Como la fórmula le funcionó hasta entonces, en el octavo ‘round’ Anthony insistió en mantener el pleito en la larga distancia en la que mantuvo ventaja; después de golpes ilegales en los agarres, Andy logró por fin una buena combinación y obligó a su rival a echarse atrás.

A nueve minutos del final solo un golpe podía dar la victoria a Ruiz. No llegó, mientras su rival, que llevaba nueve asaltos con golpes arriba sin abrir la guardia, continuó sin correr riesgos frente a un Andy fuera de forma, que también perdió los asaltos finales.

El campeón olímpico de Londres 2012 cerró al mismo ritmo en los asaltos finales y firmó su victoria para llegar a 23 victorias, 21 por la vía rápida, con una derrota.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: