El selectivo mexicana no calificó al Mundial Femenil Francia 2019. (Foto: Archivo)
El selectivo mexicana no calificó al Mundial Femenil Francia 2019. (Foto: Archivo)

En la década de los años 70 era una futbolista mexicana jugando fuera del país. Esther Mora formó parte de la organización de Alaska Lecce de la Liga Femenil Italiana y así fue la primera mexicana en jugar en Europa.

Esther jugó un quinquenio para la franquicia italiana. La exjugadora comentó para el portal The Line Breaker: “Había primera y segunda división. De hecho, cada año se le daba un reconocimiento a las jugadoras extranjeras. El fútbol ya era otra cosa allá en Italia”.

Por ahora, no hay jugadoras militando en la liga italiana. Pero hay representantes en 10 naciones que incluyen el continente europeo y americano, en total son 48 futbolistas.

La mayor proporción se concentra en Estados Unidos y España. Cabe señalar que el desarrollo de algunas atletas se ha dado en territorio estadounidense porque es donde radican.

Charlyn Correa, la nueva delantera del Atlético de Madrid. (Foto: Instagram@CharlynCorral)
Charlyn Correa, la nueva delantera del Atlético de Madrid. (Foto: Instagram@CharlynCorral)

También están los casos de la exjugadora y actual entrenadora de la Selección Nacional de México Femenil Sub-17, Maribel Domínguez, que jugó en Estados Unidos y España, lo cual fue a principios de la década pasada, y Charlyn Corral llegó a territorio estadounidense por una beca que obtiene con la Universidad de Louisville.

El talento de Corral ocasionó que se colocara con la máxima goleadora, con 24 anotaciones que acumuló en el 2018 cuando era parte del Levante, en la liga española. Ahora es parte del Atlético de Madrid.

Lo demostrado en las canchas ha permitido incrementar la presencia de las jugadoras mexicanas en ligas internacionales. Como es el caso de Perla Morones disputó la temporada 2019 con el Colo-Colo, de la Primera División de Fútbol Femenino de Chile, tras disputar tres torneos con la franquicia femenil de León, en la liga mexicana.

“Estoy contenta por poder aportar mi granito de arena para que las nuevas generaciones no batallen tanto por oportunidades. Con la experiencia en la liga femenil mexicana y en la chilena”, acotó la delantera.

Cabe señalar que la liga femenil chilena data del 2008, mientras que la mexicana se disputó el primera fase regular en el 2017, como iniciativa de la Federación Mexicana de Futbol para fortalecer dicho rubro.

Hace cinco años pensar en una liga femenil en México era casi un sueño, refirió Perla. La realidad es que ahora cuenta con experiencia en dos ligas.

Sobre su experiencia con el Colo-Colo, la atleta relató: “El tipo de juego que tienen las chilenas es demasiado técnico, y muy diferente a lo que estaba acostumbrada. Tuve que trabajar el doble para poder ganarme unos minutos y aportar algo al equipo. Fueron tres goles los que pude meter en este torneo, no tuve los minutos que hubiera querido, pero estoy contenta porque disputé la Copa Libertadores, fue uno de los momentos más importantes en mi carrera futbolística, y espero tener otra vez la oportunidad”. El torneo chileno concluyó antes de tiempo por el contexto político que se vive en el país.

Entre los más recientes logros de los selectivos femeniles fue el subcampeonato de la Sub-17, en el Mundial del 2018 y mientras que entre los tropiezos fue que la Selección Mayor no logró clasificar a Francia 2019.

Morones destacó que el fútbol femenil ha avanzado, pero aún faltan cosas por pulir, y mencionó que que la selección chilena tuvo su primera participación en una justa mundialista y tuvo jugadoras nominadas en el 11 ideal.

“Se siguen preparando al doble para seguir creciendo, aprovechando fechas FIFA para tener partidos contra otras selecciones. Algo que en México no se ha hecho mucho. En el pasado mundial no se clasificó, que es algo extraño, y se pensaría que con la creación de la liga se podría nutrir bien las diferentes categorías de selectivos nacionales, pero creo que no se les está dando la importación que se merecen. Ojalá que sólo sea sido una mala racha y se retome el camino hacia el crecimiento como se venía haciendo”, añadió la delantera.

La liga femenil se creó hace dos años. Se anunció el 5 de diciembre del 2016 y el primer torneo de disputó el septiembre del 2017. Se conforma de 19 franquicias y, por ahora, la más ganadora es el plantel femenil de Tigres de la UANL, con dos.

Entre los logros registrados están que en el Apertura 2019, el quinto torneo desde su fundación, registró un récord de asistencia de 381,081 espectadores, lo cual significó un incremento de 44% en relación con la fase regular anterior.u

MÁS SOBRE ESTE TEMA: