Los agentes de seguridad trabajan en las casas de los futbolistas (AFP)
Los agentes de seguridad trabajan en las casas de los futbolistas (AFP)

Esta semana estalló una nueva polémica en el Real Madrid. En esta ocasión, el conflicto no tiene nada que ver con lo deportivo y afecta indirectamente al plantel del cuadro blanco. Los empleados de la empresa de seguridad que le presta los servicios al club hicieron públicos una serie de reclamos que deja mal parados a los dirigentes.

Según declaró Ángel García, portavoz del sindicato UGT, sus compañeros desempeñan sus tareas en muy malas condiciones tanto en el estadio Santiago Bernabéu como en las casas de los jugadores.

La compañía Prosegur trabaja con el club blanco hace tiempo y los futbolistas también gozan de los servicios de la misma en sus hogares. Sin embargo los empleados parecen que no son bien tratados.

“En los chalés de los jugadores no hay garitas de vigilancia. Los guardias no tienen agua potable, están de pie en jardines al aire libre de día y de noche y en algunos casos, lo hacen conviviendo con los perros de los jugadores. Esto pasa ante la complacencia de Prosegur y del propio Real Madrid, que conociendo la situación no hacen nada para solucionarla", denunció Ángel García en diálogo con Europa Press.

El portavoz sindical indicó además que en el Santiago Bernabéu los trabajadores "no tienen un sitio apropiado para cambiarse y tienen que apelotonar toda su ropa en un pequeño cuarto.

Por su parte, Prosegur emitió un comunicado para aclarar la situación: “La compañía ha ido adecuando los espacios de trabajo a los estándares en materia de prevención de riesgos laborales. Una adecuación (...) que a día de hoy se encuentra totalmente implementada”.

Por parte del Real Madrid no se ha pronunciado ninguna voz oficial y los futbolistas se han mantenido en silencio a pesar de que la noticia se ha replicado en los principales portales del mundo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: