El futbolista uruguayo Nicolás De La Cruz ha sido detenido en Paraguay en la previa del partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores entre River Plate, vigente campeón de la competición, y Cerro Porteño. Para comprender las razones del arresto hay que remontarse a un partido disputado en febrero de 2016 en territorio guaraní.

El 14 de febrero de 2016, el mediocampista charrúa representó al Liverpool de Uruguay en la final de la Copa Libertadores Sub 20. Ese duelo ante San Pablo FC se disputó en el Defensores del Chaco, justamente donde River Plate jugará este jueves ante Cerro. Fue un partido muy ajustado que se definió con un gol del brasileño Lucas Fernandes en el minuto 84.

De La Cruz, quien terminó como uno de los goleadores de aquel torneo con cuatro tantos, fue expulsado en el minuto 90 y posteriormente quedó envuelto en una gresca en la participaron gran parte de los juveniles de aquel duelo, siendo agredidos el suboficial primero Fabián Olmedo y el oficial primero Fernando de Vooght.

En las imágenes se ve a los jugadores del cuadro uruguayo en un tumulto con los policías, al que se suma Nicolás De La Cruz. La filmación también muestra a 'Nico' arrojar una patada a uno de los uniformados.

Imágenes del partido entre Liverpool y San Pablo de la Copa Libertadores Sub 20

Un día después del encuentro, el entonces fiscal Emilio Fuster imputó a cinco futbolistas de Liverpool de Uruguay: Oscar Nicolás Cáceres Núñez, Santiago Nicolás Laport Trinidad, Emanuel Franco González Da Luz, Lautaro Valentín De Amores Espino y el actual jugador de River Plate.

Tras el partido, De La Cruz había utilizado las redes sociales para mostrar su arrepentimiento por los sucesos que tres años después han desencadenado en una detención. "Quiero agradecer a toda la gente que estuvo durante todo el torneo, pedir disculpas por el final penoso. Reconozco mi error, el camino sigue…", había escrito en su cuenta de Instagram luego de la derrota ante San Pablo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: