El hombre que asesinó a la golfista española Celia Barquín Arozamena fue sentenciado oficialmente en Ames (Iowa) a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional, en cumplimiento obligatorio de toda la pena, por el cargo de asesinato en primer grado.

Un juez del condado de Story (Iowa) anunció el viernes la sentencia contra Collin Richards, de 22 años, quien también tendrá que pagar 150.000 dólares a la familia de Barquín Arozamena.

Richards se declaró culpable el pasado junio del asesinato de la golfista de la Universidad Estatal.

El 17 de septiembre de 2018 unos golfistas descubrieran una bolsa de golf sin nadie a su alrededor en Coldwater Golf Links en Ames, Iowa. El cuerpo de Barquín Arozamena fue encontrado a poca distancia, en un estanque, con heridas de arma blanca en la parte superior del torso, la cabeza y el cuello.

La policía dice que Richards la apuñaló mientras jugaba en un campo cerca del campus. Los investigadores policiales pronto encontraron a Richards en un campamento para personas sin hogar cerca del campo y notaron que tenía rasguños en la cara y una laceración profunda en la mano izquierda que intentaba ocultar.

La policía también encontró ropa cubierta de sangre y una mochila en la tienda de Richards junto con un cuchillo que dijeron que le pertenecía.

Otro hombre que vivía en el campamento para personas sin hogar informó de que Richards le había dicho que tenía "la necesidad de violar y matar a una mujer" el día antes del asesinato.

"Quiero que sepan lo sincero que soy. Quiero mostrar remordimiento por despojar una vida de la sociedad y lo que es peor de una familia amorosa", escribió Richards en una carta al tribunal este mes. "Quiero a la familia y saben que lo siento".

La familia "no da demasiado crédito a esa disculpa en este momento", declaró el abogado de la familia, León Vidaller, al periódico "The Des Moines Register", en una historia que fue publicada ayer, jueves.

Las autoridades no han podido explicar por qué Richards lo hizo, lo que empeora aún más la pérdida, comentó Vidaller. La familia y amigos de Richards han dicho que su dependencia de la metanfetamina y otras drogas probablemente condujo a problemas de salud mental y violencia.

Barquín Arozamena, originaria de Puente San Miguel, Santander (España), ganó el título individual Big 12 de 2018, convirtiéndose en la segunda golfista de Ciclones en ganar honores de medallista en un torneo de conferencia, y avanzó a la NCAA regional por cuarto año consecutivo.

También ganó el campeonato europeo de aficionados femeninos en julio de 2018, con un récord de 63 en el Penati Golf Resort de Eslovaquia en la tercera ronda.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA

(Con información de EFE)