El video muestra la valentía de Dadashev para el combate cuerpo a cuerpo, pero también el padecimiento que le infligió el boricua Matías

El mundo del deporte no sale de la conmoción por la muerte del boxeador Maxim Dadashev. El ruso, de 28 años, había perdido por nocaut técnico en el round 11 ante Subriel Matías, de Puerto Rico, en una pelea llevada a cabo en el MGM National Harbor en Oxon Hill, Maryland, el viernes por la noche. El ganador del combate se transformaba en el el retador obligatorio de Josh Taylor, por el título mundial de la categoría de la CMB. Sin embargo, tras el castigo sufrido en el ring, Mad Max entró en coma y falleció. En el Centro Hospitalario Prince George's de la Universidad de Michigan había sido sometido a una cirugía cerebral de emergencia por un hematoma subdural.

Dadashev llegó a la pelea en la que encontró su muerte con un récord de 13 triunfos y ninguna derrota. Sin embargo, se topó con un duro adversario, que llevaba una amplia ventaja en las tarjetas hasta el momento en el que se frenó el combate (109-100, 108-101 y 107-102). Esa marcó el castigo que sufrió el ruso: hubo dos pasajes del combate, en el octavo y en el décimo round, donde quedó claro que, a pesar de que respondía a los empates de su adversario y se prendía en el golpe por golpe, no estaba en la plenitud de sus posibilidades. Allí buscaba descansar en el cuerpo de Matías, para reponer fuerzas.

Incluso, su entrenador, el estadounidense James Buddy McGirt, fue quien lo convenció para que no continuara peleando, dado que advirtió que había sido muy golpeado y temía por su salud.

"Quiero parar la pelea. Max la voy a detener. Te están pegando demasiado, te están pegando mucho. Por favor, déjame hacerlo, ¿okey?", le dijo el ex boxeador. Ante la negativa de Dadashev, insistió. "Mírame, por favor, te van a pegar mucho. Si no la detengo, ellos lo van a hacer. Me entiendes, si no lo hago yo lo hará el árbitro. Por favor, por favor, Max. Vamos, Max. Vamos, debes ser honesto conmigo", fueron las palabras que antecedieron al lanzamiento de la toalla.

Pero el auxilio no llegó a tiempo. En el vestuario, Mad Max ya no pudo ponerse de pie. Y a pesar de los esfuerzos de los médicos que lo atendieron, murió este martes. Su familia llegó a trasladarse a Estados Unidos para estar junto a él antes del trágico desenlace.

"Con profunda tristeza he leído las noticias sobre el campeón de NABF, el fallecimiento de Maxim Dadashev. La CMB y la comunidad de boxeo se unen en oraciones y apoyo para la familia y los seres queridos de Maxim. Maxim era un gran prospecto y un amigo querido de tantos ¡Que descanse en paz!", le dedicó un mensaje Mauricio Sulaimán, titular de la Confederación Mundial de Boxeo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: