Tras dos días de búsqueda, la Policía de Guernsey todavía no logró desentrañar qué sucedió con la aeronave tripulada por el piloto Dave Ibbotson que trasladaba al futbolista argentino Emiliano Sala de Nantes a Cardiff y que desapareció el lunes por la noche cuando sobrevolaba el canal de la Mancha. El propio delantero expresó su desconfianza respecto del transporte en un audio que les envió a sus amigos. "Estoy acá, arriba del avión, que parece que se está por caer a pedazos y me estoy yendo para Cardiff (…). Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van mandar a alguien a buscarme, porque no me van a encontrar, pero ya saben… Papá, qué miedo que tengo", señaló en la comunicación.

"1. Han aterrizado en otro lugar, pero no han hecho contacto".

"2. Aterrizaron en el agua, han sido recogidos por un barco que pasaba, pero no hicieron contacto".

"3. Aterrizaron en el agua y tomaron la balsa salvavidas que sabemos estaba a bordo".

"4. El avión se rompió en contacto con el agua, dejándolos en el mar".

Sin embargo, el contexto climático poco favorable, el correr de las horas y las declaraciones de quienes están a cargo del operativo de búsqueda fueron golpeando las expectativas. "No hay posibilidades. Habría que estar muy en forma para sobrevivir incluso cuatro o cinco horas en el agua. Realmente no creo, personalmente, que haya una esperanza", declaró John Fitzgerald, jefe del equipo, a Reuters y a la BBC.

También se multiplican las voces que observan el excesivo riesgo asumido por el piloto al cruzar el Canal de la Mancha de noche y con un clima adverso. "Un avión de esos no está preparado para volar en malas condiciones. Es una locura", aseveró Jorge Polanco, comandante y consultor aeronáutico.

En Inglaterra, otro profesional aportó información inquietante. En declaraciones que recoge el diario The SunAlastair Rosenschein, experto en aviación y ex piloto, criticó fuertemente la decisión de Ibbotson de aventurarse en el viaje en circunstancias poco favorables: "Ya es un cruce bastante peligroso para hacer en un avión de un solo motor, especialmente en invierno y definitivamente en la noche. También hay problemas de engelamiento. Es una cosa extraña ir y volar sobre el agua con un motor por la noche en invierno porque si tu motor se apaga, estarás en el agua".

Pero, además, Rosenchein reveló que la avioneta Piper PA-46 Malibu tiene un "terrible historial de accidentes". "Cuando investigué, encontré que tuvo más de 160 accidentes graves, un número bastante grande. Y 55 de ellos fueron accidentes fatales", subrayó. "Eso es un número grande para un avión que no tiene un número de producción tan grande. Desde el año 2000, ha habido 24 accidentes fatales", completó.

Mehmet Dalman, presidente del Cardiff, desligó al club de la contratación del vuelo. "Hablamos con el jugador y le preguntamos si quería que hiciéramos los arreglos para su vuelo, el cual, francamente, habría sido comercial. Se negó e hizo sus propios arreglos. No puedo decir quién organizó el vuelo, porque no lo sé en esta etapa, pero ciertamente no fue el Cardiff City", dijo. Infobae pudo averiguar que fue Sala efectivamente el que contrató la aeronave. Tras la desaparición de la misma, continúan surgiendo voces que advierten de los riesgos que conllevó el viaje.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: