Wayne Rooney, homenajeado este jueves en su último partido internacional con Inglaterra, reconoció, en declaraciones a la cadena británica Sky Sports, que volver a defender a la selección inglesa "ha sido una locura", aunque lamentó no haber podido marcar.

El delantero cumplió su partido número 120 con la elástica de los 'Tres Leones' al disputar 35 minutos en la victoria 3-0 sobre Estados Unidos en un amistoso.

Rooney, ahora en las filas del DC United estadounidense, agradeció la oportunidad a la Federación inglesa y al seleccionador, Gareth Southgate y dijo que fue genial poder ver cómo trabaja el equipo estos días en el centro de entrenamiento inglés.

"Ha sido un locura. Ha sido una forma genial de acabar mi carrera internacional, aunque no pude marcar el gol desafortunadamente. Será algo que recordaré siempre", explicó el delantero, quien a lo largo de su trayectoria con Inglaterra anotó 53 goles.

(Reuters)
(Reuters)

El delantero recibió una placa conmemorativa de manos de Harry Kane antes del encuentro, lugar al que saltó con sus tres hijos. "Es muy especial que mis hijos me hayan podido ver jugar para Inglaterra. En el futuro podremos volver a mirar esto y tendremos grandes recuerdos", agregó.

Rooney no era tenido en cuenta por el seleccionado desde 2016. En total jugó 120 partidos y marcó 53 goles, además, participó de tres Mundiales (2006, 2010 y 2014) tres Eurocopas (2004, 2012 y 2016), sin contar su etapa en los seleccionados sub 15, sub 16, sub 17 y sub 19.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de EFE